La artritis no es un impedimiento

THINSKTOCK

La artritis no es un impedimiento

Los pacientes que padecen artritis pueden ejercitarse con una modificación en la rutina

25 de noviembre de 2013 05:00 am

Por: Mairym Villalobos

MUCHOS PIENSAN que, si tienen artritis, no pueden hacer ejercicios porque les dolerá.

“Hoy tengo la artritis en high y no puedo hacer esto, aquello y lo otro…”, me han dicho.

Aunque sí es cierto que hay que hacer algunas modificaciones a la rutina, la mayoría de los ejercicios se pueden realizar.

La artritis es la inflamación en las articulaciones, siendo la reumatoide una de las formas más comunes. No importa el tipo o grado de artritis, el movimiento adecuado traerá un efecto positivo.

Las guías de la organización American College of Sports Medicine (ACSM) establecen que las personas con artritis deben incluir ejercicio aeróbico por un mínimo de 30 a 60 minutos, cinco veces en semana; ejercicios de resistencia para los grupos musculares grandes, dos veces en semana; y ejercicios para mejorar la flexibilidad. El realizar esta dosis de ejercicios ayudará a disminuir el dolor y la rigidez en las articulaciones, a aumentar el rango de movimiento, a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares (mayor en pacientes de artritis reumatoide) y a mejorar el desempeño en actividades del diario vivir.

Pero ¿cómo inicio? Lo primero que debemos hacer es consultar con el médico e informarle del programa de ejercicios que se va a comenzar. El calentamiento es muy importante y debe iniciar con movimientos de baja intensidad, aumentando gradualmente. Al final de la sesión, se debe bajar la intensidad para remover desperdicios metabólicos y llevar el cuerpo al estado normal.

Para el acondicionamiento aeróbico podemos realizar cualquier tipo de ejercicio continuo y cíclico, como bicicleta, caminata acelerada, elíptica o hasta jogging, pero sin poner demasiado estrés a las articulaciones. Utilizar zapatos que proporcionen estabilidad puede mejorar la experiencia y disminuir lesiones.

Para el acondicionamiento de resistencia, podemos hacer ejercicio en máquinas o con el peso corporal (squats modificados) para fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones. Evita las pesas en los tobillos o en las muñecas.

Los ejercicios de flexibilidad se deben realizar dentro del rango de movimiento natural y no debemos forzar las articulaciones.

Si padeces de artritis, ¡tienes otra razón más para ejercitarte! Para dudas o preguntas: [email protected]

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x