Ejercicios para tener  balance y   postura

THINKSTOCK

Ejercicios para tener balance y postura

Los adultos viejos siempre deben integrar ejercicios de balance en su rutina utilizando una silla como apoyo para evitar las caídas.

23 de septiembre de 2013 05:00 am

Por: Mairym Villalobos

EL BALANCE es uno de los componentes de aptitud física relacionados con las destrezas motoras. El equilibrio se logra cuando la dirección del peso corporal coincide con la línea vertical de la superficie de apoyo o base, la cual pasa por el centro de gravedad ubicado a la altura del ombligo.

El balance estable ocurre cuando estamos quietos y el dinámico cuando nos desplazamos. El balance lo utilizamos durante la mayor parte del día y durante la mayoría de nuestras actividades.

Nuestro cuerpo se mueve gracias a la pérdida y búsqueda de balance. Cuando nos encontramos de pie, estamos en equilibrio estable. Cuando levantamos una pierna, perdemos balance debido a que nuestra base de apoyo cambió y se hizo más pequeña.

Cuando colocamos la pierna en el piso, recuperamos el balance nuevamente. Para que este proceso de pérdida y recuperación de balance se dé con efectividad debemos mantener cierta postura.

Poseemos músculos que se encargan de mantener nuestra columna vertebral erguida y alineada, realizando poco esfuerzo. Una buena postra se logra cuando hay un equilibrio entre la tensión y relajación que ejercen los músculos posturales.

Existen diferentes factores como enfermedades, profesión y herencia que pueden afectar negativamente nuestra postura. Nuestro cuerpo es muy inteligente y es capaz de adaptarse y compensar por los malos alineamientos; sin embargo, mantener una mala postura puede causar deformaciones en la columna y dañar las funciones de los órganos internos.

El hecho de que para caminar se requiera cierto grado de balance y postura, justifica la necesidad de incluir ejercicios de balance y mejoramiento de postura dentro de nuestra rutina de ejercicio, ya sea para aliviar o prevenir lesiones por estar sentado ocho horas en la oficina o para la prevención de caídas en nuestros adultos viejos.

Algunos ejercicios de balance que podemos incluir en nuestra rutina de ejercicios son caminar en una línea colocando un pie al frente del otro, realizar ejercicios en una sola pierna o utilizar superficies inestables como el Bosu para realizar los ejercicios regulares.

Los adultos viejos siempre deben integrar ejercicios de balance en su rutina utilizando una silla como apoyo para evitar las caídas.

Para mejorar la postura podemos realizar ejercicios para fortalecer los músculos en la parte central del cuerpo (core) como los que se realizan en una clase de Pilates y las planchas; manteniendo el abdomen contraído, los hombros retraídos y el trapecio relajado.

Para más información, puedes contactarme enviando un correo electrónico a [email protected]

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x