Uber

Shutterstock

Desahogo del taxista

Varios transportistas hablan del día a día en busca de su sustento y el temor de ser desplazados por grandes compañías

12 de mayo de 2016 07:00 am

REINALDO MILLÁN | [email protected]

Los taxistas de la zona turística no son los únicos que están preocupados por la llegada del sistema Uber y Lyft a Puerto Rico. También están alertas a lo que ocurra los operadores de taxis de diversas regiones.

Y es que la forma en que operan esos sistemas en Estados Unidos se asemejan a cooperativas o comunidades de conductores que todavía no se ha ensayado en Puerto Rico a gran escala sino en regiones, pero sin la tecnología.

“Hasta ahora, eso no nos afectará a nosotros porque de lo que he escuchado es que son para los hoteles, pero si el servicio se extiende sin que le exijan lo que a nosotros, nos va a afectar”, expresó el presidente de la Asociación de Taxistas Perla del Sur de Ponce, Iluminado García.

El veterano taxista indicó que su ocupación no es lucrativa, mucho menos en los últimos años ante el establecimiento de sistemas colectivos urbanos.

“Aquí en Ponce, la cosa no está buena y es que SITRAS nos ha quitado espacio”, comentó sobre el Sistema de Transporte Integrado de Ponce.

Por su parte, Erick Madera, quien fuera presidente de Madera Taxis en el área de Guayama, la entrada de los operadores internacionales coloca en desventaja al conductor local, ya que no posee recursos ilimitados ni una maquinaria de promoción a gran escala.

Madera señaló que operar un taxi en Puerto Rico requiere la inversión de alrededor de $10,000 entre los permisos, seguros y mantenimiento.

“Yo dejé de operar y estoy retirado. Es muy costoso operar y a veces los pasajeros no quieren pagar ni cinco pesos por un viaje, y la gasolina cuesta, así como los permisos”, expresó.

Por otra parte, el taxista Rubén Colón, quien lleva 20 años en el oficio manifestó que un viaje de Arecibo a San Juan cuesta alrededor de $90.

Aunque hay taxistas jóvenes, la mayor parte de los taxistas, son personas mayores de 40 años de edad.

Transporte Turístico es reglamentado por la Ley 282 de 2002, que le otorga a la Compañía de Turismo la función de otorgarlas franquicias, autorizaciones, permisos y licencias necesarias para autorizar la prestación de los servicios de transportación turística terrestre.

Se estima que Puerto Rico cuenta con más de 1,120 unidades de taxis turísticos, 600 unidades de excursiones turísticas y 140 limusinas turísticas.

Los taxistas entienden que la operación de vehículos de motor sin estar rotulados como taxis para ofrecer servicio de transporte en toda la isla afectaría su precaria situación.

“Hay días en las que nos vamos con 10 pesos en el bolsillo”, indicó García, al precisar que no hay una constante en el número de pasajeros que utilizan los servicios.

Recientemente todas las compañías de taxi de Ponce paralizaron sus labores para realizar una manifestación en el complejo recreativo La Guancha en contra de la llegada de la empresa de transportación Uber a Puerto Rico.

Choferes de Best Union Taxi, Ponce Taxi, la Cooperativa de Taxis, Borinquen Taxi, La Victory Taxi, Perla Taxi y otros taxistas independientes participaron en la protesta.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x