EL RETO COMO ESTÍMULO

PARA ÍNDICE SUROESTE / ALVIN J. BÁEZ

El reto como estímulo

ÍNDICE Suroeste apadrina la primera clase graduanda de API

22 de enero de 2015 05:00 am

Cynthia I. Torres | [email protected]

PONCE- Buscar una alternativa diferente de estudio, que los retara y los estimulara intelectualmente fue lo que movió a ocho jóvenes emprendedores a convertirse en la primera clase graduanda de duodécimo grado de la Academia Ponce Interamericana (API).

Génesis, nombre del grupo conformado por seis varones y dos féminas, se enfrascó en la meta de pertenecer a una escuela que promoviera los aspectos cognitivos, afectivos y psicomotores. De igual forma, API les da la oportunidad de estudiar algunos días en el recinto de Ponce de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR), para lograr que los jóvenes se adapten a la vida universitaria.

Precisamente, la institución privada se creó como parte de una iniciativa de la UIPR, a la que se encuentra adscrita, con el fin de ofrecer un currículo integrado en ciencias, matemáticas, bellas artes y deportes. La oferta en las materias básicas se compone de un programa avanzado en los grados intermedio y superior.

ÍNDICE SUROESTE es el padrino de este grupo de excelentes estudiantes que comenzó su jornada académica en agosto de 2014. Cabe señalar que actualmente se benefician del innovador método de enseñanza 391 estudiantes de séptimo a duodécimo grado.

El siguiente objetivo de API es añadir los niveles elemental y preescolar, por lo que recientemente se sometió ante el Consejo de Educación de Puerto Rico una solicitud de enmienda sustancial a la licencia que ya poseen para operar.

“Ya comenzamos el proceso de expansión de las instalaciones. Estamos hablando de 30,600 pies renovados para albergar los requisitos que establece esta solicitud”, explicó Víctor Feliberty Ruberté, decano de Administración de la UIPR.

Se espera que en los próximos tres meses obtengan respuesta del Consejo de Educación, ya que dichos niveles estarían disponibles para el próximo año escolar de agosto de 2015.

En el área que se está ampliando, se incluirán 18 salones para los grados elementales, divididos en tres salones por grado y el nivel preescolar contará con cuatro salones. De primer a tercer grado, al igual que al nivel preescolar se integrarán elementos del método Montessori y de cuarto a sexto se impartirá un modelo de currículo integrado.

Asimismo, se ampliarán las instalaciones pertenecientes a los grados intermedia y superior para añadir espacio al programa de educación corporal.

“Necesitamos agregar unos espacios en los salones porque a raíz de las proyecciones que tenemos de crecimiento de la escuela en virtud de las solicitudes que hemos recibido, esperamos que para agosto 2015 la academia cuente con cerca de 1,000 estudiantes”, sostuvo.

En cuanto a los métodos de enseñanza que ya se ofrecen en API, los estudiantes se exponen a una experiencia de ocho cursos por semana que están estructurados en horarios alternos de lunes y miércoles, martes y jueves y actividades especiales los viernes.

Los periodos de clases son de una hora y media, es decir, los estudiantes toman cuatro cursos diarios de lunes a jueves y el viernes se involucran en actividades de reforzamiento de conocimiento y destrezas, algunos proyectos especiales, visitas a museos y actividades extracurriculares que se dan en la academia.

“Lo que le permite a los estudiantes con este periodo extendido de una hora y media es que las actividades de teoría, práctica, avalúo y evaluación de ese conocimiento ocurra en el salón de clases. El estudiante no lleva asignaciones para la casa, sino que aprende, aplica el conocimiento y ese conocimiento es evaluado en la misma sala de clases por el docente y el equipo de apoyo a la docencia. Puede haber tutores, mentores, dependiendo de los distintos casos para asegurar que la experiencia se dé completa”, informó Feliberty Ruberté.

De otra parte, el director académico de API, Víctor Maldonado, manifestó que como educador está consciente de que una filosofía educativa no se puede completar en cuatro años con vaivenes de índole político.

“La visión de la academia es la formación de un educador integral, sumado a una visión que implica los estudios desde prekínder y considerando que el estudiante no sólo se va a desarrollar hasta cuarto año, sino que lo queremos llevar al espacio universitario, mínimo bachillerato y maestría. Queremos ser modelos que otros puedan mirar”, puntualizó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x