El mochilero Nino Davis continúa disfrutando los paisajes de Colombia.

El mochilero Nino Davis continúa disfrutando los paisajes de Colombia. / SUMINISTRADA

Paraíso llamado Salento

Descubre más detalles

25 de septiembre de 2014 05:00 am

Por: Nino Davis | Para ÍNDICE SUROESTE

AL DESPEDIRNOS de Medellín, y conociendo que teníamos que parar en Bogotá, realizamos una parada obligatoria en el eje cafetalero de Colombia, una región comprendida por Manizales, Pereira y Armenia. También es reconocida por ser el principal productor y exportador de café colombiano.

Tras más de siete horas en guagua, llegamos a Salento, una población pequeña y muy tranquila. A la mañana siguiente nos dirigimos al Valle de Cocora, uno de los paisaje más bellos del Quindío, que se encuentra entre las montañas de la Cordillera Central.

Una manera de recorrerlo es en el transporte oficial de la zona: un “Willys”. Es un jeep de la Segunda Guerra Mundial, famoso por lo resistente que es. La entrada es gratis y no hace falta guía, así que nos adentramos en los diferentes caminos.

El camino más conocido es el que lleva al Acaíme, donde los residentes te reciben con un chocolate con queso o un refresco por 5,000 pesos. Vale la pena porque la caminata dura tres horas.

Próximamente, conocereremos otros destinos de Colombia para luego cruzar a Ecuador.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x