Génesis Dávila quiere seguir trabajando con los envejecientes, como parte de su proyecto social.

Génesis Dávila quiere seguir trabajando con los envejecientes, como parte de su proyecto social. / PARA ÍNDICE SUROESTE / ANDRÉ KANG

Miss Mundo de Puerto Rico quiere abrir camino con su piel

Génesis Dávila desea inspirar a otras chicas de tez negra

21 de agosto de 2014 05:00 am

Por: Mariela Fullana Acosta | Para ÍNDICE SUROESTE

LA JOVEN Génesis Dávila, de 23 años de edad y quien representó al pueblo de Arroyo, se convirtió en la nueva Miss Mundo de Puerto Rico y en una de las pocas mujeres negras en obtener este título de belleza.

El triunfo de Dávila llegó después de haber participado en el concurso Miss Universe Puerto Rico 2013, donde quedó primera finalista, y en el certamen internacional Miss Intercontinental 2012, en el que corrió con la misma suerte. Le llamaban la “miss por poco” o la “miss reciclada”, hasta que obtuvo la ansiada corona.

En entrevista, la beldad afirmó que su insistencia en competir en certámenes de belleza era porque quería lograr el triunfo para así abrirles paso a otras jóvenes y niñas negras puertorriqueñas que todavía piensan que es imposible ganar un concurso por su color de piel.

“Se me paran un poquito los pelos porque, como una mujer negra, y lo digo con mucho orgullo, porque siento que esa palabra tiene mucho poder, entiendo que quizás hay niñas que viendo la televisión nunca se pudieron identificar directamente cuando eran chiquitas con una reina sepia. Quizás en algún momento yo tampoco, pero justamente por eso era que quería participar, porque el color es algo que nos distingue, pero debería ser esencial”, manifestó la nueva soberana.

“Lo importante no es si es blanca o es negra, lo importante es la persona con su esencia, su personalidad, es lo que realmente luce a través de tu ser, tu aura como persona”, agregó.

Miss Mundo de Puerto Rico 2014, sin embargo, destacó que su victoria “abre camino” a las nuevas generaciones que ahora la puedan observar como un ejemplo a seguir.

“Te puedo decir que estoy feliz por esa parte, porque así puedo inspirar a una pequeña generación que se pueda ver a través de mis ojos y que pueda ver que el color de piel no hace la diferencia”, expresó Dávila, aludiendo el tema racial del que pocas veces se habla en los concursos de belleza. La joven estudiante de justicia criminal en la Universidad Interamericana de Río Piedras decidió trabajar con un hogar de ancianos para su proyecto Belleza con propósito.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x