aeropuerto

Debido a su condición, el aeródromo no tiene autorización para operar de noche. / Instagram

El aeropuerto en el que la pista se oculta dos veces al día

Las aeronaves que aterrizan en este lugar lo hacen sobre la playa

08 de agosto de 2019 10:54 am

Por: INDICEPR

La isla de Barra, ubicada en Escocia, tiene 37 millas de superficie, y sus aproximadamente 1,100 habitantes viven en la costa, quedando todo el interior prácticamente desierto.

Posee numerosos atractivos monumentales y naturales, pero sin duda lo que más destaca es su aeropuerto, el cual brinda una experiencia de aterrizaje única para cualquier piloto.

Y es que en este lugar ocurre un insólito hecho, ya que la pista del aeródromo desaparece dos veces por día, debido a que está en la arena y cada vez que sube la marea queda cubierta por el agua de mar.

El aeropuerto de Barra se encuentra en la bahía de Traigh Mhor, en el extremo norte de la isla, y fue uno de los primeros lugares en Reino Unido en contar con un aeropuerto.

En el lugar hay un cartel que alerta sobre movimientos de aviones en la playa, sin embargo, a simple vista no se puede ver ninguna pista, o al menos, no como lo son en el resto del mundo.

Es por ello que ahí solo pueden despegar o aterrizar aviones de hélice de pequeñas dimensiones, con capacidad para 20 pasajeros, según revela el sitio Aerotendencias.

En este lugar no hay cinta de asfalto marcada con luces y señales, sino que la playa dispone de varias hileras de postes de madera que marcan la división de las tres pistas para que los pequeños aviones puedan aterrizar.

Sin embargo, cuando la marea está alta, los postes quedan sumergidos y las pistas desaparecen por completo.

Al usar la playa como pista, sus horarios dependen de las mareas. Cuando el aeropuerto no está funcionando se permite el acceso a los recolectores de mariscos, quienes deben estar pendientes de las señales que avisan cuando el aeropuerto entra en funcionamiento.

Debido a su condición, el aeródromo no tiene autorización para operar de noche, pero en casos de emergencia puede hacerlo, para lo cual se iluminan las pistas con los faros de vehículos.

La primera vez que se utilizó esa playa como pista de aterrizaje fue el 14 de junio de 1933, y tres años después, el 7 de agosto de 1936, comenzaban los vuelos regulares.

Hoy en día recibe unos 8,500 pasajeros con aproximadamente 1,400 despegues y aterrizajes al año, quienes viven una experiencia que no tendrán en ningún otro aeropuerto.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x