Oso armario

El animal logró escalar hasta un lugar seguro para poder descansar. / Oficina del Sheriff del Condado de Missoula (

Un oso entra a una casa y toma una siesta dentro de un armario

La Policía y la familia que lo encontró no podían creer lo que estaban viendo

24 de junio de 2019 10:41 am

Por: INDICEPR

En esta ocasión, el que llamó la atención fue un oso negro, quien primero le dio un susto a una familia y después le sacó más de una carcajada, pues sin explicación alguna, el animal entró a esa casa familiar, subió a una habitación y se colocó en uno de los estantes de un armario para tomar una siesta.

Ante lo insólito incidente, la oficina del Sheriff del Condado de Missoula, Estados Unidos, recibió la llamada de estas personas, quienes informaron que un oso negro había entrado a su casa y después lo encontraron durmiendo.

Las autoridades indicaron de que el oso se metió a una habitación donde sin querer atoró la puerta desde adentro y al darse cuenta que ya no podía salir, empezó a destruir todo lo que estaba a su alrededor. Al parecer, su intensa actividad destructiva lo cansó demasiado, por lo que decidió subir a uno de los estantes de un armario para tomar una siesta.

Como era de esperarse, la familia que estaba viviendo este suceso fuera de lo común no dudó en guardar una foto de recuerdo sobre el insólito momento en el que el oso, sin ninguna preocupación, se encontraba durmiendo en uno de los muebles de la habitación que escogió para refugiarse por un rato.

En la imagen se puede ver al enorme animal recostado sobre un estante, casi a la altura del techo de la vivienda.

Por su parte, los oficiales de la Policía no entendían cómo había logrado esta hazaña, pues el oso no contaba con el apoyo de ningún objeto para poder subir hasta la tabla. Sin embargo, éste no corrió ningún peligro y pudo dormir un par de horas.

La imagen causó sensación en Facebook y recibió todo tipo de comentarios, en los que resaltan la valentía de la familia para afrontar lo sucedido, pues aunque el oso negro parecía indefenso y más dormido que despierto, nunca hay que subestimar este tipo de animales salvajes.

Luego de que lo fotografiaran, los oficiales intentaron, en varias ocasiones, despertar al animal; sin embargo todo esto sin éxito. Aunque los policías lo llamaban desesperadamente por la ventana de la habitación, al oso ni siquiera le preocupó, al contrario, se estiró lentamente y hasta bostezó.

Y cuando por fin lograron abrir la puerta y pensaron que el oso inmediatamente saldría corriendo, lo único que hizo el animal fue seguir con sus bostezos.

Al percatarse tanto los oficiales como la familia de que el oso no daba señales de retirarse del lugar, tuvieron que pedir ayuda al Departamento de Pesca, Vida Silvestre y Parques de Montana para poder ayudar, por lo que los especialistas lograron sedarlo y después lo trasladaron hacia las faldas de las Montañas Rocosas.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x