Cruceros

En total, 11 barcos de la flota de Royal Caribbean incluyen CocoCay en su itinerario. / Instagram

Así es CocoCay, la isla privada de las chorreras de infarto en el Caribe

En este destino encontrarás la chorrera más alta de Norteamérica

29 de mayo de 2019 05:58 pm

Por: El Universal / GDA

Daredevil’s Peak es la chorrera más alta de Norteamérica, cuya cima está a 134 pies del suelo.

Este monstruoso “gusano” de color rojo es el atractivo más importante de CocoCay, la isla privada de la naviera Royal Caribbean, que pertenece a Bahamas. Es una pequeña porción de tierra rodeada por aguas turquesas, la cual solo puedes visitar si viajas a bordo de un crucero.

La isla abrió al público hace dos semanas, luego de una renovación total, durante la cual instalaron un parque acuático, albercas y otras atracciones de aventura.

Es la primera de cinco islas que la naviera inaugurará en los próximos años.

Daredevil's Peak es una atracción que no tiene pendientes pronunciadas, pero recorres sus curvas a gran velocidad. Si eres despistado y no cruzas las piernas con fuerza, la corriente de agua es capaz de separarlas y volver más estrepitosa tu caída.

La adrenalina dura menos de un minuto. Sin embargo, el parque acuático de CocoCay cuenta con otras 12 chorreras. Dos de ellas parecen disputarse el título a la más aterradora.

La primera se llama Dueling Demons: inicia con una cabina donde debes encerrarte, la cual se queda sin piso para ofrecerte una caída libre a toda velocidad. La segunda fue nombrada Screeching Serpent, y consiste en una resbaladilla al aire libre, casi vertical.

Lo más divertido es una chorrera familiar, en la cual los gritos y las risas están garantizados. Cada llantita tiene capacidad para cuatro pasajeros, y su trayecto incluye una plataforma que te hace creer que tu vehículo saldrá volando.

Sin importar la chorrera que elijas, no cierres los ojos. Algunos túneles están decorados con franjas de colores.

Los niños más pequeños no están obligados a demostrar su valentía. A la mitad de la isla hay un gran “barco pirata” lleno de chorreras miniatura, así como juegos para hacer guerritas de agua.

Además de la torre que sostiene Daredevil's Peak, un gran globo de helio es otro símbolo de la isla. A 450 pies de altura, CocoCay se percibe como un diminuto punto perdido en el océano. El globo está anclado a la tierra con un cable, por lo que su horario de vuelo no está limitado, únicamente al amanecer.

Cuando bajas del barco y avanzas por el puerto hacia CocoCay, es fácil notar que la isla se divide en dos tipos de experiencias: del lado derecho están las actividades de aventura, pero si eliges caminar hacia la izquierda, encuentras un paraíso de piscinas y playas de oleaje tranquilo. Este es el destino de quienes prefieren relajarse en lugar de desafiar la gravedad.

Aunque no hayas subido a la chorrera estelar, sí puedes decir que estuviste en una atracción “rompedora” de récords: la piscina principal de esta zona, conocida como Chill Island, es la más grande que existe en la región del Caribe. Tiene mayor capacidad que una alberca olímpica y tardó más de cuatro días en llenarse.

En un extremo de la isla se está construyendo un conjunto de palafitos sobre el agua. Se espera que queden listas para diciembre de 2019. Los afortunados que renten una de estas casitas tendrán una terraza, hamacas y resbaladillas privadas a su disposición.

En total, 11 barcos de la flota de Royal Caribbean incluyen CocoCay en su itinerario. Entre ellos se encuentra Navigator of the Seas, el cual posee la chorrera más larga en altamar, y Symphony of the Seas, el barco de cruceros más grande del mundo. La visita a la isla dura un día.

Los viajes más breves son de tres noches. Hay travesías de hasta siete noches, que también pasan por puertos como Cozumel o Roatán, en Honduras. Miami, Fort Lauderdale y Orlando son los tres puntos de partida.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x