joven llorando

El vídeo de esta joven acumula más de un millón de reproducciones. / YouTube / Jessy Taylor

Llora desesperada porque le cerraron su Instagram y se niega a trabajar

La joven hizo tremenda rabieta y lo compartió en vídeo

12 de abril de 2019 11:08 am

Por: INDICEPR

Para Jessy Taylor, una joven originaria de Tampa, Florida, el ser influencer en las redes sociales es uno de sus más grandes sueños, pero no contaba con que Instagram cerraría su cuenta tras ser reportada en varias ocasiones, lo que fue una verdadera tragedia para ella. 

De acuerdo con esta joven, su cuenta fue borrada por la plataforma tras ser reportada en varias ocasiones como spam.

Fue el sitio web Daily Mail el encargado de dar a conocer esta historia, luego de que Jessy subiera un vídeo a YouTube en el que aparece llorando de manera desconsolada, e informando que había perdido a sus más de 113,000 seguidores en Instagram. 

Pero al parecer esta joven no sólo estaba devastada por el cierre de su perfil en dicha red social, también hizo tremenda rabieta por tener que trabajar, argumentando que habían “arruinado su vida”, pues teme terminar como una prostituta o vagabunda.

El vídeo que subió Taylor resultó ser todo un éxito y le sirvió bastante como promoción, pues actualmente el clip acumula poco más de 1,000,000 de reproducciones, aunque no se salvó de que algunos usuarios la calificaran como “holgazana” (floja) o “ridícula”, y se lo hicieron saber en los comentarios. 

Y es que en el material que Jessy subió a la plataforma de vídeos, se le escucha decir, entre lágrimas, que necesita recuperar su perfil para seguir con su carrera de influencer para no trabajar como una persona normal en un horario establecido.

Incluso, la joven de 21 años relata que hace tiempo trabajó en una franquicia de McDonald’s y que por ello no quería volver a esa vida, así que hasta viajó a California para ir personalmente a las oficinas de Instagram a exigir que le devuelvan su cuenta. 

“No soy nada sin mis seguidores, no soy nada sin mis seguidores", repite en el vídeo una y otra vez, y aunque no reveló cuáles eran sus ganancias mensuales por su cuenta de Instagram, tal parece que la paga era suficientemente buena como para provocar su llanto y desesperación. 

Ahora, Jessy abrió una nueva cuenta de Instagram bajo el usuario @duhitsjessy y en tan sólo unos días ya acumula más de 13,700 seguidores, a los que pidió que no vuelvan a reportar su cuenta por favor. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x