patinadora

Esta mujer patina diariamente en el lago Baikal, al sur de Siberia / YouTube

Esta abuelita de 77 años recorre 5 millas diarias con sus viejos patines

Liubov Morejódova tiene una gran condición y se desplaza por este maravilloso lugar

02 de abril de 2019 01:03 pm

Por: INDICEPR

La historia de Liubov Morejódova es digna de destacar. Se trata de una mujer rusa de 77 años que recorre todos los días un promedio de cinco millas en el hielo, y lo hace con unos patines que fabricó su padre en 1943, justo durante la Segunda Guerra Mundial. 

De acuerdo con el sitio Verne, esta mujer es conocida ahora como “La Abuelita patinadora del lago de Baikal”, un lugar ubicado al sur de Siberia, el cual Liubov recorre con sus antiguas cuchillas, una terapia que ella realiza desde hace muchos años. 

El motivo por el que tiene que atravesar el lago y desplazarse de esta manera, es porque no hay transporte público que llegue a su granja, pero eso no es impedimento para que ella disfrute de su recorrido diario sin importar las fuertes rachas de viento o el frío extremo. 

Liubov es viuda y madre de cuatro hijos, además abuela de cinco nietos y ahora es una de las abuelitas más famosas de Rusia, gracias a algunos vídeos que circulan en redes sociales donde se le puede ver patinando.

Fue en la página de internet Vkontakte, una plataforma rusa similar a Facebook, que se comenzó a saber de esta mujer. 

Y gracias a la fama que ha alcanzado a través de internet, le han hecho diversas ofertas para salir de su pueblo, Khaly, sin embargo, la señora ha ignorado casi todas, a excepción de las invitaciones que ha recibido para salir en televisión, donde hasta pudo charlar con el bicampeón olímpico de patinaje artístico Yevgeni Plúshenko. 

En aquella ocasión, el propio Yevgeni, un atleta de alto rendimiento, dijo estar sorprendido con la condición física de esta abuelita e incluso con la técnica que ella utiliza para patinar, además de haberle regalado unos patines nuevos, aunque Morejódova señaló que prefiere usar sus botas tradicionales, argumentando que “son más calientitas”. 

"La fama no es nada. Yo sigo siendo igual, con mi pequeña granja con gallinas, dos bueyes, terneros y vacas", señaló durante una entrevista para un canal ruso de televisión.

Sin embargo, acepta que en ocasiones la vida es complicada en este lugar. "Este invierno ha sido muy frío y por eso he tenido que cortar mucha leña para el fuego y para el horno. Porque a mis casi 78 años, la salud todavía me lo permite", presume esta ingeniera de profesión, que creció en este pequeño pueblo. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x