serpientes

A este lugar sólo pueden acceder científicos y especialistas. / Instagram / @parasrammaharaj

Esta es la isla prohibida en la que habitan las serpientes más venenosas del mundo

El veneno de estos reptiles es tan fuerte que nadie ha vivido lo suficiente como para llegar a un hospital

27 de marzo de 2019 01:30 pm

Por: INDICEPR

Pensar en una isla prohibida, nos hace imaginar un paradisiaco lugar en medio del mar lleno de gran vegetación y playas hermosas, al que pocos humanos pueden acceder. Ese lugar existe y está a unas 100 millas de Sao Paulo, Brasil.

Una gran extensión de arena blanca y agua totalmente cristalina se funden para dar paso a un hermoso paisaje en esta isla llamada Ilha de Queimada Grande (Isla de Quemada Grande), en donde a pesar de su belleza, pocos quisieran estar ahí. 

No te pierdas: Vive con 120 serpientes para cambiar su mala fama

El problema de este maravilloso lugar es que ahí habita una gran colonia de las serpientes más peligrosas del mundo, cuyo veneno es tan letal que nadie ha vivido lo suficiente como para tener tiempo de ingresar en un hospital, lo que lo ha vuelto un lugar restringido para los turistas, según revela la revista Vice, luego de hacer una expedición a la zona en el 2014.

Por esta razón, solo científicos y especialistas cuentan con los permisos necesarios para acceder a esta isla llena de estos reptiles, los cuales pertenecen a la especie de los Bothrops insularis, considerados como unos de los más letales del planeta. 

La revista Vice, una publicación con presencia en todo Latinoamérica, así como en países como Alemania, Francia, China y Japón, explica en su propio portal que obtuvo un permiso exclusivo de la Armada Brasileña para grabar la inspección anual de mantenimiento del faro de la isla. 

El tipo de serpiente que habita en este lugar llega a medir hasta 2.2 pies de longitud y se alimenta de las aves que se aventuran a tomar descanso en este lugar, referencia el diario ABC. 

De acuerdo con los especialistas, el veneno de una Bothrops insularis es capaz de matar a una persona de manera dolorosa, pero irónicamente también puede salvarla, y es que el medicamento captopril, fabricado desde hace 40 años, se produjo con el veneno de estas serpientes y es recetado para los problemas de presión arterial. 

Una de las historias que los pescadores de la zona contaron a Vice, es que unos piratas colocaron un grupo de serpientes para proteger un tesoro escondido.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x