perro

Goro disfruta más de nadar y surfear que de hacer cualquier otra cosa. / Surfing Latino

Goro, el perro surfista que deslumbra a todos en la playa

Su dueño, Manuel Gorostiza, fue quien le inculcó sus habilidades dentro del mar

07 de enero de 2019 02:17 pm

Por: La Nación / GDA

Los turistas que visitan las playas de Miramar, en Argentina, quedan atónitos ante un   perro que surfea las olas sin ningún problema.

Goro es un labrador retriever que recorre sobre una tabla de surf las aguas para el deleite de los visitantes, quienes se congregan en la orilla para retratar y grabar con sus celulares el talento del animal.

El can practica este deporte acuático desde hace mucho. Ahora tiene 8 años y es la principal atracción en la playa donde está ubicada la escuela de surf para niños y adultos que tiene su propio nombre: Goro's Beach, cuyo dueño, Manuel Gorostiza, fue quien le inculcó sus habilidades dentro del mar.

No te pierdas: Un perro de servicio recibe diploma de maestría en Nueva York.

"Me lo regaló un amigo hace 3 años cuando justamente abrí la escuela de surf, me acompañaba todos los días. Al principio parecía tenerle miedo al agua. La idea era que de a poco vaya metiéndose solo sin obligarlo, por miedo a que le pase algo que no le gustara. Así fue como a los 3 meses empezó a seguirme cada vez que entraba a surfear o dar una clase de surf. Hoy en día Goro disfruta más de nadar y surfear que de masticar un rico hueso", explicó Gorostiza al sitio Surfing Latino, la comunidad surfera de Latinoamérica.

"Siempre que iba al agua y las condiciones del mar eran buenas, entrábamos con una tabla. Lo que hacía Goro era buscar la flotabilidad de la tabla y subirse. También salíamos mar adentro con los alumnos. Un día de fines de febrero de 2011 me metí a surfear y el perro comenzó a seguirme, así que lo subí a la tabla y lo hice agarrar su primera ola, hecho que no le gustó y se asustó, por lo que durante ese verano no lo volví a intentar. Sí lo hice al verano siguiente, ya que el perro poco a poco fue perdiendo el miedo a las olas y con una tabla especial pudo surfearlas hasta la orilla! Desde ese momento no deja de surfear conmigo, mis amigos, los alumnos o solo", describió Goroztiza sobre cómo surgió la inusual destreza de su mascota.

En época de temporada alta, Gorostiza le enseña a entre 30 y 40 alumnos en su escuela, como desde hace 10 años. Siempre lo hace acompañado de Goro.

"Es un apasionado del surf, se desespera por correr una olita", comentó el instructor, quien también trabaja como profesor de educación física y guardavidas.

"Lo llevo hasta adentro, pasando la rompiente y desde donde comienza la ola lo empujo. Él busca la flotabilidad de la tabla y equilibra el peso. Y va solo", explicó quien se crió toda su vida en Miramar y no descartó en el futuro organizar una competencia de caninos surfistas como realizan en California, Estados Unidos.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x