foto

Las penumbras atraen a los turistas a Utqiagvik con ganas de adentrarse en las tinieblas. / Twitter/ @Antarcticacl

Utqiagvik, la ciudad en la que no va a amanecer hasta 2019

Sus habitantes no verán el Sol durante 65 días

04 de diciembre de 2018 11:25 am

Por: INDICEPR

Fue el 18 de noviembre cuando los habitantes de la ciudad de Utqiagvik, ubicada en Alaska, vieron el Sol por última vez y no volverán a hacerlo hasta el 23 de enero de 2019.

Esta región, que se encuentra a 320 millas sobre la línea que marca el Círculo Polar Ártico experimenta la noche polar, que es un periodo de oscuridad que se prolonga en el invierno sin amaneceres, y ocurre en las ciudades dentro de los círculos polares.

Según informa The Wheather, este fenómeno de la naturaleza se produce debido a la inclinación de la Tierra, motivo por el cual el Sol no se eleva por encima del horizonte en el Círculo Polar Ártico durante los meses de invierno.

No te pierdas: Este pintoresco pueblo está a la venta por $1.9 millones.

De esta manera, los aproximadamente 4,000 habitantes de Utqiagvik, anteriormente conocida como Barrow, permanecerán bajo oscuridad hasta el 23 de enero, mientras que la totalidad de la luz solar se apreciará hasta el 27 o 28 del mismo mes.

Como consecuencia, cuando no tienen el calor del Sol, las temperaturas se desploman a máximos promedio de -4 a -9 °F en los meses de invierno.

La noche polar ocurre únicamente en los puntos más cercanos a los círculos polares de la Tierra.

Mira también: Cassadaga, un pueblo que presume de estar conectado “con los espíritus”.

Por ejemplo, en el punto más al norte de Suecia, Kiruna, la noche polar dura cerca de 28 días, mientras que en el territorio noruego de Svalbard dura aproximadamente 84 días.

Por el contrario, durante los meses de mayo, junio, julio y agosto, el Sol no se esconde en ningún momento y la claridad y la luz son protagonistas durante las 24 horas que dura el día.

Es así como la vida en Utqiagvik cambia en verano y en invierno, pues se transforma para sus habitantes, pero también para aquellos que se atreven a visitarla.

El agua se congela en los meses fríos, circunstancia que impide la aproximación de embarcaciones. Durante el verano, el pueblo aprovecha para abastecerse de agua cuando sobreviene el deshielo del Ártico.

Sin embargo, las penumbras atraen a los turistas a Utqiagvik con ganas de adentrarse en las tinieblas, por lo que en ese territorio se afincan varias estaciones de investigación climática.

Además, varios residentes subsisten de la caza y la pesca, ya que el territorio es rico en ballenas, focas, osos polares, morsas, aves acuáticas y peces que se capturan en ríos y lagos, cuando estos no están congelados.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x