boda

Keith Burkett logró cumplir uno de sus sueños: ver a su madre feliz en el altar. / Facebook/Ericka Woodard

Un niño con cáncer entregó a su mamá en el altar, y tres días después murió

Esta emotiva historia se hizo viral en las redes sociales

16 de noviembre de 2018 10:52 am

Por: INDICEPR

El pasado 7 de noviembre, una boda celebrada en la ciudad de Stow, Ohio, se convirtió en una historia que le dio la vuelta al mundo por el sensible suceso que ocurrió en ella.

Y es que un niño de 12 años con cáncer cumplió su última voluntad al entregar a su madre en el altar. 

El pequeño Keith Burkett había sido diagnosticado con sarcona de tejidos blandos a la edad de 5 años, y desde ese momento su lucha contra el cáncer no paró hasta el día de su muerte, pero no sin antes realizar uno de sus más grandes sueños. 

Keith got his wish to walk his mother down the aisle Kourageous Keith

Posted by Ericka Woodard on Wednesday, November 7, 2018

La enfermedad de Keith se había extendido al cráneo, a su hombro izquierdo, parte de la columna, pelvis e hígado, lo que provocó que su cuerpo ya no resistiera más.

Sin embargo, el pequeño hizo una lista de deseos, uno de ellos era celebrar la Navidad y se cumplió, gracias a que su mamá, Taylore Woodard, hizo un llamado a través del perfil de Facebook Kourageous Keith (Valiente Keith) para que en pleno mes de octubre se llevara a cabo una Noche Buena adelantada. 

Posted by Kourageous Keith on Sunday, October 21, 2018

Pero Woodard y su prometido también decidieron apresurar su boda, pues Keith le había pedido a su madre que le gustaría llevarla al altar, así que ellos hicieron caso a la petición del menor y llevaron a cabo la ceremonia lo antes posible. 

El emotivo vídeo de la boda de Taylore fue compartido en redes sociales y logró más de 130,000 reproducciones gracias al acto de verdadero amor por parte de Keith, quien quería ver a su mamá casada y feliz antes de morir. 

Posted by Kourageous Keith on Friday, November 9, 2018

Lamentablemente así sucedió, ya que 3 días después de la boda el pequeño murió, no sin antes ser testigo de la felicidad de su madre, quien escribió: “Hoy (10 de noviembre), a las 12:57 p.m., Keith se ganó sus alas de ángel y ahora está en paz, en el cielo, con Dios”. 

Aunque Taylor se encontraba devastada por la situación, señaló que sólo había una cosa que la consolaba: “Me reconforta saber que estás en paz y que ya no sientes dolor. Estaremos juntos otra vez. Te llevaré siempre en mi corazón. No es un adiós, es hasta que nos veamos de nuevo”.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x