Wei MingYing

Wei MingYing ha cuidado con esmero a su hijo. / Twitter.

La conmovedora sorpresa que este hombre se encontró al despertar, tras pasar 12 años en coma

Durante todo ese tiempo, su madre estuvo a cargo de él noche y día. Ahora, la mujer espera que su hijo la llame nuevamente "mamá"

07 de noviembre de 2018 05:25 pm

Por: Por: INDICEPR

Wang Shubao es residente del condado chino Wenshang. Hace 12 años quedó en estado de coma luego de sufrir un accidente automovilístico. La gran sorpresa que se llevó al despertar luego de tantos años fue muy emotiva: la primera persona que vio al abrir los ojos fue a esa mujer incondicional que no lo dejó ni de día ni de noche, su madre, Wei MingYing. Ella tenía los ojos llenos de lágrimas.

Shubao tenía 36 años cuando sufrió el accidente que lo dejó sin movimiento y en coma. Conforme pasaban los años, los pronósticos no eran buenos, sin embargo, su madre nunca perdió la esperanza, esperaba que algún día recuperara la consciencia. Para ella no había imposibles, ni cansancio que superara el amor por su hijo y más en esas condiciones. 

Para poder solventar los gastos clínicos, a MingYing no le importó deshacerse de todos sus ahorros y adquirir una deuda de más de $17,300, lo único que deseaba era que Shubao despertara de su estado de inconsciencia, publica el sitio Jnnews.

La amorosa y entregada madre, durante el tiempo que cuidó a su hijo, perdió poco más de 44 libras de peso, todo porque en ocasiones se quedaba sin comer, ya que todo el dinero que tenía era para los gastos clínicos de Shubao, que se encontraba en la unidad de cuidados intensivos en un hospital del condado de Wenshang.

Pero todos esos esfuerzos y sacrificios se vieron recompensados cuando se dio cuenta que su hijo había despertado del coma, luego de más de una década. Su hijo le sonreía. Un momento que deseó por años y por fin había llegado. No podía creerlo, estaba tan sorprendida como emocionada.

Ahora, a sus 75 años, MingYing sigue a cargo de su hijo porque no se puede valer por sí mismo.

Su deseo actual es que Wang pueda llamarla "mamá", nuevamente, por lo que está dedicada también a las terapias que le recomendaron los médicos.

"Estoy muy contenta. Espero que se recupere completamente. Nunca voy a renunciar a él... espero que pueda volver a llamarme mamá algún día", aseguró MingYing.

La mujer se despierta diario a las 5:00 a.m. para comenzar con el cuidado de su hijo. Lo asea, le prepara su comida y dedica más de tres horas para alimentarlo, según informa el portal Jnnews. Wang Shubao tiene hoy 48 años y aunque no puede hablar, le regala, cada que puede, una sonrisa a su madre.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x