Helado

Shutterstock

Un heladero descubre que tiene millones en el banco, pero no puede disponer del dinero

La vida cambió para un humilde hombre que lejos de disfrutar del dinero, se vio involucrado en un escándalo en su país

10 de octubre de 2018 03:57 pm

Por: Por INDICEPR

Muhammad Abdul Qadir es un hombre de 52 años que vende helados en la ciudad paquistaní de Karachi, que sin saber tenía una millonaria cuenta bancaria, pero cuando se enteró, lejos de poder gastar esa fortuna se vio involucrado en un escándalo que le cambió la vida.

Aunque la historia al principio podría sonar como un sueño hecho realidad, resultó todo lo contrario para Qadir.

Lo que sucedió es que el humilde heladero se enteró que "alguien" abrió una cuenta bancaria a su nombre, donde depositaron unos $31 millones, cuestión que a más de uno haría feliz y pensaría en qué y con quiénes disfrutar de esa fortuna. 

Pero  no en el caso de Abdul, ya que él no podía disponer de esa cantidad de su cuenta bancaria, según publica el diario The Guardian

De acuerdo al diario, el heladero se enteró de su "fortuna" cuando agentes de la Agencia Federal de Investigación pakistaní lo interrogaron sobre la cuenta y el origen del dinero. 

El heladero quedó doblemente sorprendido al escucharlos, primero porque desconocía que poseía tal cantidad de dinero en una cuenta, pero lo que más lo alertó fue que lo estaban involucrando en lavado de dinero. 

Él pidió a los agentes visitar su humilde vivienda para demostrarles que nada tenía que ver con esos millones en el banco.

¿Llevaría una vida tan miserable si tuviera miles de millones en mi cuenta?", cuestionó el hombre a los agentes, quienes después le informaron que una banda de delincuentes abrió cuentas a nombre de personas humildes para no levantar sospechas de sus operaciones ilícitas.

Y una de esas fue a nombre de  Muhammad Abdul Qadir.

El heladero insistió que él nada tuvo que ver en esas transacciones, a pesar de que los agentes le mostraron una supuesta firma de él cuando "abrió" la cuenta.

Él insistió y les confesó que eso no era posible por una sencilla razón: no sabe escribir.

Esa "fortuna" del heladero se esfumó de un momento a otro, y solo le dejó una amarga experiencia. 

"Soy el hombre más desafortunado del mundo... Cuando llegué a saber acerca de la enorme suma, ya no estaba allí", precisó el heladero. 

"Ojalá mi amigo hubiera dejado atrás su carrito y se haya convertido en un multimillonario de verdad. No es el caso", expresó Shaheryar, un conocido del heladero. 

Tras ese episodio en su vida, el humilde hombre dice que sus ventas han bajado.

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x