Pareja

Cuando se conocieron, Lindsey tenía 10 años y Joel 7. / Instagram /@lilsmokie90

Se conocieron de niños luchando contra el cáncer, y 25 años después se casaron

Esa enfermedad fue la razón que los unió y lo que hizo que formaran una gran amistad

09 de octubre de 2018 10:36 am

Por: INDICEPR

Fue hace más de dos décadas cuando las vidas de Joel Alsup y Lindsey Wilkerson cambiaron por completo, cuando ellos se conocieron en el St. Jude's Research Hospital en Memphis, en Tennessee, mientras ambos eran sometidos a un tratamiento para luchar contra el cáncer.

En aquel entonces ella tenía 10 años y había sido diagnosticada con leucemia, mientras que él sólo tenía 7 años de edad y le habían encontrado un tumor en el brazo. 

Podría decirse que el cáncer fue la razón que los unió y lo que hizo que formaran una amistad que, en aquel momento, no pasó a más. 

Lindsey recuerda que cuando conoció a Joel pensaba que era “una persona increíble”, pero tras concluir su tratamiento cada uno siguió su camino y sus vidas se separaron. 

Estudiaron en universidades distintas, incluso Lindsey se casó y es madre de dos niños, que ahora tienen 8 y 12 años. No sabían nada el uno del otro, pero nuevamente el destino los volvería a unir, pues 15 años después se reencontraron cuando ambos entraron a trabajar al mismo hospital donde se conocieron. 

En 2015, Lindsay se separó de su esposo, lo que hizo que Joel estuviera más en contacto con ella, hasta que un día decidió confesarle que la amaba.

“Afortunadamente ella sentía lo mismo. Sabía exactamente cómo era mi vida cotidiana, sabía qué miedos podría tener durante el día y lo entendía”, dijo Joel a la cadena de televisión WATN-TV.

El pasado 19 de septiembre, tras dos años de relación, Joel y Lindsey decidieron casarse, aunque recientemente se dio a conocer la noticia.

Pero no eligieron cualquier lugar para la boda, pues la ceremonia se realizó nada menos que en el hospital, es decir, el mismo lugar donde se conocieron hace 25 años. 

Ahora, Lindsey tiene 35 años y Joel 32, y ambos son muy felices, aunque confiesan que jamás imaginaron contraer matrimonio en el mismo lugar donde comenzaron a enfrentar la batalla más importante de sus vidas.

Ambos creen que su historia puede servir como estímulo para otras personas que padecen cáncer o una enfermedad similar, y que sepan que la vida sigue y que tiene muchas sorpresas preparadas. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x