alcohol

Actualmente se consume en Polonia mucho más alcohol que hace cien años, cuando el país recuperó su independencia. / EFE

La Iglesia católica polaca reta a sus fieles a no tomar alcohol durante cien días

Alrededor de 800,000 polacos sufren adicción al alcohol, mientras que tres millones beben regularmente

03 de agosto de 2018 09:45 am

Por: EFE

La iglesia católica polaca ha propuesto a sus fieles el reto de no consumir alcohol durante cien días, "un acto de sacrificio y patriotismo", según la Conferencia Episcopal de Polonia, que debe empezar mañana y prolongarse hasta la celebración del centenario de la recuperación de la independencia del país.

En una carta leída el pasado domingo en las parroquias polacas, los obispos de Polonia exhortan a los católicos a mantenerse sobrios entre mañana sábado y el 11 de noviembre, fecha en la que se conmemorará esa efeméride nacional.

El llamamiento es inusual, ya que aunque todos los años la iglesia católica polaca pide que los fieles eviten los excesos veraniegos y se abstengan de consumir alcohol durante el mes de agosto, ahora el reto se lleva más allá y se extiende a cien días como un forma de "honrar a la nación polaca".

Los obispos polacos apelan así al patriotismo a la hora de mantenerse sobrios y recuerda a los fieles en esa carta que "la recuperación de la independencia de Polonia se logró gracias a la lucha, el sacrificio y el trabajo".

En ese periodo, los "patriotas eran conscientes de la importancia de la sobriedad en la lucha por la independencia nacional y en su mantenimiento", sostiene el texto.

"El alcohol es una de las mayores amenazas para la familia, es una fuente de divorcios y violencia. Tenemos la ambición de ser una sociedad saludable y el alcohol causa numerosas enfermedades, incluido el cáncer", prosigue la misiva.

"Lo cierto es que los polacos beben demasiado alcohol y lo hacen demasiado a menudo", aseguró en una entrevista radiofónica el obispo Tadeusz Bronakowski, quien recordó que actualmente se consume en Polonia mucho más alcohol que hace cien años, cuando el país recuperó su independencia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Polonia ocupa el puesto catorce en el ranking de países donde más se consume alcohol (una media de 12,5 litros por habitante y año), una lista que lidera Bielorrusia con una media de 17,6 litros.

Según el ministerio de Sanidad de Polonia, alrededor de 800.000 polacos sufren adicción al alcohol, mientras que tres millones beben regularmente.

El vodka continúa siendo una de las bebidas más populares en este país centroeuropeo, que de hecho se considera cuna de esta bebida, aunque otros espirituosos como el whisky o la ginebra son cada vez más populares conforme el nivel de vida aumenta y la sociedad polaca se abre a los gustos occidentales.

El primer registro escrito de la palabra "vodka" se encuentra en la Polonia de 1405, donde aparece una referencia a esta bebida y a sus efectos desinfectantes, mientras que el primer documento escrito encontrado en Rusia, el otro país que reivindica ser el origen del vodka, está datado un siglo más tarde.

"Lamentablemente el alcohol ha arruinado la vida de muchas personas de bien, por eso es importante concienciar a la sociedad de los problemas que entraña un consumo abusivo, y creemos que una buena forma de hacerlo es proponiendo un reto patriótico como el que hemos lanzado a los católicos polacos", explicó a Efe el sacerdote Marek Kowalski.

Este año Polonia conmemora la recuperación de la independencia al término de la I Guerra Mundial, el 11 de noviembre de 1918, después de 123 años en que dejó de existir como estado independiente y su territorio estuvo repartido entre Prusia (luego el Imperio Alemán), Rusia y el Imperio Austro-Húngaro.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x