Guardia real

La turista se colocó en el paso del guardia real. / Imagen capturada de video

Una turista recibe un fuerte empujón de un guardia real del Castillo de Windsor

La mujer quería tomarse una foto y se colocó en el paso del uniformado aventó a la mujer que se interpuso en su ruta

25 de julio de 2018 03:11 pm

El momento en que un elemento de la Guardia Real del castillo de Windsor empuja a una turista que se interpuso en su camino mientras realizada su recorrido se ha hecho viral en las redes sociales.

En el vídeo que recorre las redes sociales, se observa a un miembro de la Guardia Real británica “arrollar “ a una turista en el castillo de Windsor, una de las residencias predilectas de la reina Isabel II.

El material lleva más de 260,000 reproducciones.

En el vídeo, de apenas 20 segundos, se puede ver como el guardia, luciendo el característico uniforme rojo y sombrero alto de piel de oso conocido como "morrión", comienza su marcha, con la seriedad que los caracteriza.

Pero una turista que pasaba por el lugar, quiso tomarse una foto del recuerdo, sin importar los protocolos y medidas de seguridad de los integrantes e la Guardia Real.

Así que la mujer brincó el cordón de seguridad para colocarse en el paso del guardia que al aproximarse a ella, no duda en continuar su marcha arrollando a la mujer mientras ella emite un agudo chillido.

Tras el percance la afectada, que lleva un vestido amarillo, se echa a un lado y el soldado, sin perturbarse, prosigue con su paseo con una metralleta al hombro.

El vídeo dura escasos 20 segundos. Se desconoce en qué fecha tuvo lugar el hecho, pero fue publicad0 el pasado 24 de julio en redes sociales. El material ha sido publicado en diversas cuentas de las redes sociales.

La Guardia Real británica tiene más de 350 años de historia y han defendido las residencias reales desde 1660, con el reinado de Carlos II.

Según el "Daily Mail", existen pautas a seguir por estos guardias si son molestados por los turistas, entre ellas patalear y gritar.

Levantar el rifle se consideraría una advertencia final, apuntó el diario, después de lo cual los guardias pueden detener a la persona en cuestión.

Y justo eso pasó hace tiempo con un hombre que trató de hacerse el gracioso imitando a uno de los guardias, incluso se atrevió a tocarle el hombro, y fue cuando el elemento real reaccionó, retirándole de inmediato el brazo y apuntándole con su armamento.

 




Con información de EFE

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x