Sequía

Shutterstock

El cambio climático ya le está cobrando la factura a este país

Para los pobladores es malo si llueve poco, pero también si llueve mucho

15 de mayo de 2018 06:57 pm

Los efectos del cambio climático ya le están cobrando la factura a Honduras, y se ven reflejados ya sea en tiempo de sequía o de invierno, principalmente en la región sur donde para sus pobladores es malo si llueve poco o mucho. 

En caso de que llueva poco, los efectos de la sequía obligan a drásticos racionamientos de agua potable para varios municipios del departamento de Choluteca, especialmente en la cabecera, y la más importante de la zona.

Pero la otra cara de la misma moneda es cuando llueve mucho, ya que las aguas del principal río que abastece a la zona, el Choluteca, corren a desembocar al mar causando mucho daño a su paso como severas inundaciones y la destrucción de cultivos agrícolas, entre otros sectores productivos.

La destrucción del bosque, un problema que afecta a todo el país centroamericano, es una de las causas para que la zona sur de Honduras, conformada por los departamentos de Choluteca y Valle, sufra mucha durante la estación seca, lo mismo que en invierno.

En cambio para una buena parte del departamento de Valle no sufre tanto los efectos de la sequía, ya que cuenta con una represa que, además de generar energía eléctrica y agua potable, sirve para la producción agrícola, ganadera e industrial.

Choluteca cuenta con una población de unos 190,000 habitantes que sufren racionamientos de agua todo tiempo, aunque en invierno, cuando el río baja muy contaminado de sólidos, es un poco menos, dijo el gerente de la empresa Aguas de Choluteca, Anis Kafati.

"En invierno, el agua superficial del río Choluteca viene muy contaminada de sólidos, lodo, de todo, pero nosotros tenemos las técnicas y máquinas especializadas para tratarlas. Son tres plantas de tratamiento de cien litros por segundo cada una", indicó Kafati, profesional de la ingeniería.

Debido a la poca disponibilidad para la ciudad, en verano hay habitantes que reciben el agua por tandeos cada siete días, y en casos extremos derivados de otros problemas como falta de electricidad o poco líquido vital en los pozos subterráneos que se utilizan, la pueden tener cada 10, 12 o 14 días.

"Una ciudad con una familia que recibe agua dos veces al mes, ya es un problema crítico. Aquí se da eso", enfatizó Kafati.

 Aguas de Choluteca es una sociedad anónima de capital variable compuesta por cinco socios, de los que la Alcaldía de Choluteca posee el 96% de las acciones.

 El 4% restante son empresas de la zona como la Cooperativa Guadalupe, la Cámara de Comercio del Sur, la Asociación de Pequeños y Medianos Industriales de Honduras y el Club de Leones.

 Kafati dijo que la autoridad local tiene que cubrir las necesidades de agua de al menos 125,000 de los 190,000 habitantes de la ciudad de Choluteca.

 Las urbanizaciones que están en la periferia de la ciudad son de alto coste y tienen sus propias bombas y pozos, incluso sistema de alcantarillado sanitario y planta de tratamiento de aguas residuales.

 "Las fuentes nuestras se están agotando, usted ve el cambio climático debido a la exagerada producción de gases, que la capa de ozono se nos está deteriorando. El efecto de gases invernadero, todo lo que ha hecho es aumentar la temperatura, ha generado fenómenos como El Niño y La Niña", enfatizó Kafati.

 El reto de las autoridades, según Kafati, es abastecer de agua a la ciudad, la que es cruzada por dos ríos, pero solamente se pueden utilizar las del Choluteca, ya que las del segundo, el Sampile, están contaminadas con residuos mineros.

 Kafati coincide con autoridades locales y productores agrícolas y ganaderos de Choluteca en que la solución al problema de agua que enfrenta la zona es la construcción de una represa a la altura de la comunidad de Morolica.

"Hay un sitio ideal en Morolica (...) que tiene condiciones ideales para hacer una gran represa, que es el sueño de todos los sureños", expresó Kafati, quien valoró la importancia que tiene para el vecino departamento de Valle la represa de la que dispone.

Si se construye la represa en Morolica, sobre lo que ya hay estudios, en el sur se terminan sus problemas de agua potable, de energía eléctrica, de inundaciones y hasta de riego, apostilló. 


Con información de EFE

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x