Graduación

Dalton debía graduarse el próximo 18 de mayo, pero la escuela y los compañeros del joven decidieron adelantar la fiesta y trasladarla al hospital. / Facebook/ Julie Northcott

Celebró su graduación en el hospital junto a su madre, quien tiene una enfermedad terminal

Este joven decidió cumplir el sueño de quien le dio la vida. La mujer fue diagnosticada con síndrome de Lynch

15 de mayo de 2018 10:55 am

Stephanie Northcott es una madre estadounidense cuyo sueño era ver a su hijo graduarse de la escuela secundaria, pero en 2015 le diagnosticaron síndrome de Lynch, una enfermedad terminal que la obligó a hospitalizarse.

En ese entonces le pronosticaron no más de 10 meses de vida, pero su fortaleza superó los límites y hoy sigue luchando contra el tiempo.

Es por eso que su hijo, Dalton Jackson, decidió cumplir el sueño de Stephanie, y debido a que ella no pudo asistir a la graduación, el joven la celebró nada menos que en el Hospital Baptist East, en Memphis.

“Durante dos años, es lo único de lo que ha estado hablando. Quería llegar a la graduación de su hijo", contó a CNN Julie Northcott, amiga de Stephanie.

Para llevar a cabo este sueño, Julie habló con el director del colegio para que la ceremonia de graduación se realizara en el hospital, y éste aprobó la solicitud.

El día de la ceremonia los médicos llevaron a Stephanie hasta una sala del centro médico e hicieron todo lo posible para que estuviera lo más cómoda posible. "Mi bebé se va a graduar", comentaba la madre al personal mientras empujaban la camilla.

Dalton debía graduarse el próximo 18 de mayo, pero como los médicos tenían miedo de que la mujer no llegara a ese día, la propia Halls High School y los compañeros del joven decidieron adelantar la fiesta para el 5 de mayo y trasladarla al hospital.

Fue así como este chico pudo estar junto a su madre con el diploma en sus manos. También la invitó a bailar al ritmo de “I Won't Let Go”, de Rascal Flatts.

Cabe señalar que Stephanie está internada desde el 25 de abril en el hospital y su pronóstico es desalentador. Su hija Amber, hermana de Dalton, murió de la misma enfermedad, en 2012, a los 21 años.

Julie contó que los últimos días no fueron buenos, pero que esperan llevarla pronto a su casa, para cuidarla ahí. "Es muy fuerte. Es increíble lo fuerte que realmente es", dijo.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x