reloj

Las escuelas están cambiando los relojes para que los estudiantes no pierdan el tiempo preguntando cuánto tiempo les queda en un examen. / EFE

Escuelas británicas quitan relojes análogos porque los alumnos no saben leerlos

Aseguran que la medida también busca reducir el estrés de los alumnos al presentar un examen

03 de mayo de 2018 05:12 pm

Por: La Nación / GDA

Algunas escuelas británicas están reemplazando los relojes análogos por los digitales porque los estudiantes no saben leer la hora. Pero este fenómeno no ocurre solo en Gran Bretaña. Según reveló a The Washington Post la especialista en educación Valerie Strauss, muchos jóvenes estadounidenses tampoco entienden cómo funcionan los relojes análogos.

En marzo pasado, los profesores británicos tuitearon que las escuelas están cambiando los relojes en algunas de las salas donde se realizan los exámenes importantes para que los estudiantes no pierdan el tiempo preguntando cuánto tiempo les queda.

El sindicalista Malcolm Trobe, secretario general adjunto de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios de Gran Bretaña, defendió en el diario The Telegraph el cambio que implementan las escuelas.

"Los chicos están acostumbrados a ver una representación digital del tiempo en su teléfono, en su computadora. Casi todo lo que tienen es digital, por lo que los jóvenes simplemente están expuestos a ver la hora de forma digital. Las escuelas inevitablemente harán lo mejor para que los estudiantes pequeños se sientan relajados. En realidad, hay una gran ventaja en el uso de relojes digitales en las salas de examen porque es más difícil confundir la hora en un reloj digital cuando se trabaja contra el tiempo", dijo.

Según Trobe, se supone que cuando los jóvenes llegan a la escuela secundaria son capaces de leer la hora en un reloj, pero en la realidad no suele ser así y eso es un poco triste.

"Se espera que les enseñemos a los chicos a leer la hora, sin embargo, podemos ver el beneficio de los relojes digitales en las salas de exámenes", agregó.

En Estados Unidos también ocurre este fenómeno. The Washington Post cita una encuesta de 2017 que se realizó en Oklahoma City. Según el sondeo, solo uno de cada diez niños de 6 a 12 años tenía un reloj, lo que tenía sentido, dado que solo uno de cada cinco entendía cómo se usaba.

Luego de la noticia del cambio de relojes, el diario The Guardian publicó una editorial que decía que no era el momento de deshacerse de los relojes analógicos.

"Leer un reloj analógico es un entrenamiento cognitivo que requiere la atribución de diferentes valores a los mismos 12 símbolos, interpretados en tres planos paralelos: segundos, minutos y horas. Solo con la práctica esta asombrosa hazaña mental se vuelve fácil", sostiene el diario.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x