Niño

El menor sabía que podría viajar solo en múltiples aerolíneas australianas únicamente con un pasaporte válido y una identificación de estudiante. / Twitter/ @ACurrentAffair9

Tras pelear con su madre, un niño de 12 años le robó su tarjeta y se fue a Bali

Mientras todos lo buscaban en Australia, él pasó cuatro días en un hotel de cuatro estrellas en Indonesia

26 de abril de 2018 11:06 am

Las discusiones entre padres e hijos adolescentes son normales y generalmente se resuelven después de unas horas, pero lo que hizo un menor australiano de 12 años superó los límites.

Y es que luego de discutir con su madre porque quería viajar a Bali y ella le dijo que no, decidió emprender la aventura él mismo.

Fue así como el niño, a quien el programa "A Current Affair" del canal Nine Network le dio el seudónimo de "Drew", se las ingenió para cumplir su objetivo.

Para empezar, sabía que podría viajar solo en múltiples aerolíneas australianas únicamente con un pasaporte válido y una identificación de estudiante, así que decidió engañar a su abuela para que le entregara su pasaporte.

Posteriormente robó la tarjeta de crédito de sus padres y les dijo que iría a la escuela, pero en vez de ello tomó un tren al aeropuerto de Sydney, llevando solo una mochila y una patineta.

Una vez en el aeropuerto compró un vuelo Sídney-Denpasar -la capital de Bali- y reservó una habitación en un hotel de cuatro estrellas.

"Solo me preguntaron por mi identificación de estudiante y por mi pasaporte para ver que al menos tenía 12 años y que estaba en secundaria", contó Drew a Nine Network. 

Una vez que llegó al hotel, el personal le preguntó si iba acompañado, por lo que contestó que su hermana llegaría más tarde.

Allí pasó cuatro días inolvidables mientras sus padres lo buscaban desesperados, hasta que la policía lo ubicó tras haber sido reportado como desaparecido.

Mientras tanto su madre recibió una llamada telefónica del colegio a través de la que se enteró que su hijo no había asistido a clases.

"Estábamos conmocionados, disgustados, no hay emoción para explicar cómo nos sentimos cuando descubrimos que se había ido al extranjero", dijo, al tiempo que culpó al “sistema” por el hecho de que fuera “demasiado fácil” que un niño viaje solo a otro país. 

Al respecto, las autoridades australianas señalaron que el niño no tenía una alerta de viaje para evitar los viajes internacionales. Agregaron que su agencia "no tiene el poder de cancelar los pasaportes o solicitar la cancelación de un pasaporte" si la persona que tiene el documento no es un sospechoso criminal.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x