Ayahuasca

Mediante diferentes rituales, las personas ingieren el ayahuasca para poder sanar de alguna enfermedad sicológica o depresiva. / EFE

La Ayahuasca, la bebida alternativa que sana enfermedades de la mente

Es originaria del Amazonas y se consume en regiones de México, Perú y Colombia, entre otros

07 de febrero de 2018 11:57 am

En la actualidad la vida de las personas cada vez es más rápida y vertiginosa. En un mundo acelerado, la medicina moderna cumple con un rol por demás importante, ya que cada vez son mayores y más fuertes las enfermedades de nuestros tiempos.

Sin embargo, existen ocasiones que ni los medicamentos parecen ser suficientes para poder resolver esta problemática de salud mundial.

Debido a esto, muchas personas deciden buscar alternativas (que en muchas ocasiones no son aprobadas por la ciencia) que logren reducir estos padecimientos, como sucede en México con la Ayahuasca, una bebida con efectos alucinógenos que funciona como un tratamiento complementario para problemas de adicciones, depresión y ansiedad.

Este brebaje originario del Amazonas es el resultado de la cocción de diferentes hierbas, donde destacan la "chacruna", una planta que contiene psicoactivos alucinógenos y la liana Banisteriopsis caapi, que tiene en su estructura inhibidores de la monoaminoxidasa.

La combinación de estos elementos logra desarrollar los niveles de serotonina, un neurotransmisor que cumple como regulador de las emociones, explicó el doctor Edgar Zúñiga a Efe.

"Ambas aumentan los niveles de serotonina y melatonina (que regulan el sueño), lo que provoca control del estado de ánimo. La persona siente la energía por medio de las reacciones químicas del organismo y provoca un cambio de perspectiva de la vida", agregó el médico cirujano.

Proveniente del estado de Michoacán, Zúñiga cumple con la labor de ofrecer asistencia médica a las personas que deciden utilizar esta alternativa con fines terapéuticos durante las ceremonias.

Estos rituales, que se realizan durante el atardecer y continúan hasta la noche, consisten en beber esta sustancia con el objetivo de sanar algún problema sicológico, dolencia física o enfermedad. Luego prosiguen con rituales y cantos como parte del proceso de "curación".

Se sabe que tras ingerir la ayahuasca las personas reaccionan con vómitos, evacuaciones y alucinaciones que sirven, de acuerdo a estos médicos, para un ejercicio de "introspección" con el que logran una "mayor conciencia de sí mismos".

Según Andrei Noicaruk, guía del Centro Ceremonial Pacan Votan, en Ocotlán (Jalisco, oeste), esta “medicina” puede purificar tanto el cuerpo como "la mente y el espíritu", ya que "lo que normalmente se trabaja en 300 o 350 sesiones de terapia puedes avanzarlo con una noche de ayahuasca", aseguró.

Sin embargo, aunque esta bebida no se considera como una droga, las reacciones que ocasionan al ingerirla pueden resultar altamente peligrosa y supone un riesgo para la salud del paciente, advirtió Rodrigo Ramos, doctor en farmacología por la Universidad de Guadalajara.

"Hay riesgos inherentes como una desconfiguración del sistema bioquímico a nivel cerebral y que se generen trastornos psiquiátricos, episodios de psicosis específicamente esquizofrenia, manías o depresión psicótica", explicó.

Por lo pronto, la ayahuasca se ofrece y se promueve por varios grupos terapéuticos de medicina alternativa y se pueden encontrar en internet y redes sociales, que inclusive llegan a ser descritas como una “fuente de amor" o la forma de encontrar al "ser interior".

Con información de EFE

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x