Restaurante

El Rompeolas se localiza en el Mercado de Mariscos de Panamá y ofrece ceviche de dorado, lenguado y el berrugate como sus platillos más destacados. / EFE

Así combate un vendedor de ceviche el consumo de la carne de tiburón

Fue reconocido por autoridades locales por alentar al público a consumir otro tipo de peces

31 de enero de 2018 12:31 pm

Lo que inició el panameño Luis Gutiérrez como una innovadora estrategia en el 2007 de ofrecer ceviche sin carne de tiburón, terminó en la actualidad como una obra de reconocimiento por parte de las autoridades de aquel país, luego convertirse en todo un símbolo en contra del consumo de la carne de esta especie.

Hace más de una década, Luis optó por vender ceviche de dorado en un pequeño puesto dentro del afamado Mercado de Mariscos de Panamá, acto que significaría un vuelco en el rumbo de su negocio.

"Aquí todos hacían ceviche de tiburón, nadie hacía ceviche de dorado, así que empecé a venderlo. Fue un poco arriesgado, es un pescado un poco más caro porque es una especie de exportación, pero lo hice básicamente para diferenciarme", explicó Gutiérrez en una entrevista a Efe.

Esta decisión, que representó un cambio radical para “El Rompeolas” (nombre del local comercial) captó la atención de propios y extraños, por lo que la afluencia de clientes aumentó de manera considerable.

Un vaso de seis onzas de ceviche cuesta $2, setenta centavos más que en cualquiera de los establecimientos de aquel lugar, hecho que no merma las ventas del negocio debido a la gran calidad de alimentos con los que trabaja Luis.

"Cada fin de semana vendo entre 20 y 30 galones de pescado. Empecé vendiendo ceviche de dorado, pero luego he ido incorporando el lenguado y el berrugate. Es el toque especial de la casa y lo hacemos con mucho amor", expresó Gutiérrez.

Con el simple hecho de ofrecer ceviche de dorado, Luis se convirtió en todo un estandarte de una campaña propuesta por la Alcaldía de Panamá y la Fundación MarViva, que impulsa el consumo sostenible de este pescado, denominada "Ceviche libre de tiburón".

Gracias a estas acciones, Gutiérrez recibió un homenaje por parte de estas autoridades, debido a que la preferencia de la gente cambió de cierto modo en cuanto al consumo del dorado, así lo consideró la vicealcaldesa capitalina, Raisa Banfield, en palabras para la agencia Efe.

"Hay que demostrarle al público que es posible comer rico y ser un consumidor responsable. Hay que evitar los platos con tiburón, una especie depredadora importantísima para el país", señaló.

Datos consultados revelan que, en la actualidad, algunas especies de tiburón sufren situaciones de sobrepesca y que de las 37 especies de escualos comercializables que existen en el país, el tiburón martillo y el bebé son las más amenazadas.

"Lo que hace el señor Gutiérrez es un tremendo aporte para la conservación de los recursos pesqueros, sobre todo frente a la ausencia de políticas gubernamentales que regulen su captura y su comercialización", expuso el gerente de Mercados Responsables de la ONG, Vicente del Cid.

De acuerdo a este especialista, la gente no cuenta con la información necesaria sobre el consumo de tiburón y desconoce que esta especie está en peligro. Mediante un proyecto creado por la Secretaria Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), se ha buscado identificar cuáles son las clases de tiburón y raya que más se consumen en el país, y si estas pertenecen a la lista de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Con información de EFE

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x