ciervos

En 2016 se produjeron 613 colisiones con ciervos, una cifra récord en Japón que ocasionó retrasos de 30 minutos o más en los trayectos de sus trenes. / AP

Con ladridos de perro le salvan la vida a cientos de ciervos en Japón

Durante el 2016 se produjeron 613 colisiones con ciervos, una cifra récord que ocasionó retrasos en los trayectos de los trenes

22 de enero de 2018 12:08 pm

Países como Japón han demostrado que el crecimiento y desarrollo de su infraestructura y vías de comunicación pueden ir de la mano con la protección de los animales, y así cuidar sus diferentes ecosistemas. El respeto a la vida hace de aquel país una nación ejemplar.

Tal es el caso de los trenes de alta velocidad, a los cuales se les han incluido distintos altavoces que emiten ladridos de perros, que tienen el objetivo de asustar a los ciervos y de esta manera evitar los atropellos y muertes de estos animales. 

Gracias a esta medida se dio a conocer que se ha podido reducir en un 45% los avistamientos de los ciervos en las vías ferroviarias, estadística que es directamente proporcional en la reducción de muertes por colisión, informó un portavoz del Instituto de Investigación Técnica Ferroviaria de Tokio (RTRI) a Efe.

Aunado a esta medida, los altavoces de los ferrocarriles emiten también sonidos de ciervos que simulan una llamada de alerta, para que así decidan alejarse del lugar y no se encuentren cerca a la hora que pasa el convoy. 

"La efectividad de este sonido disuasorio se basa en la premisa de que la primera llamada alertará al ciervo, mientras que la segunda hará que se aleje de las vías", recoge el RTRI en su informe. 

Se dio a conocer que esta medida que se probó durante un mes en una zona montañosa de Japón ha arrojado resultados exitosos, a diferencia de algunas normas establecidas con anterioridad, como el uso de vallas en las vías o repelentes.

El funcionamiento de estos altavoces se basa en dos fases; la primera activa el sonido de alerta de un ciervo durante tres segundos para que los animales canalicen la fuente de alarma, y la segunda consiste en activar los ladridos durante 20 segundos. 

Este sistema de alerta y prevención es activado en las zonas en donde se han registrado más atropellos, por lo que en base a estas estadísticas se conformó un mapa que notifique a los conductores el momento en que se debe encender la alarma.

Es bien sabido que la población de ciervos en Japón va en aumento, por lo que el número de colisiones también ha crecido, un problema que no sólo representa un peligro para esa especie, sino que también afecta a la seguridad y puntualidad de este sistema de transporte tan efectivo. 

La empresa ferroviaria JR tiene planeado integrar este innovador sistema para finales del 2018, ya que se busca la realización de más pruebas que demuestren si verdaderamente es efectivo como hasta ahora muestran los resultados.

Con información de EFE

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x