Dominicana

Vista de las ruinas del Monasterio de San Francisco, en Santo Domingo. / EFE

Este país busca recursos para la preservación de sitios históricos

Ha puesto a la venta un calendario con los 12 lugares históricos más deteriorados

09 de enero de 2018 08:35 pm

Preocupado y ocupado por preservar los lugares históricos, el Comité Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) ha puesto a la venta un almanaque con los 12 sitios que más han sufrido el deteriorio del paso del tiempo.

Se espera que con la venta de los ejemplares se puedan obtener recursos para la conservación de la historia de República Dominicana.

Icomos tendrá este año un presupuesto de $51 millones, de los cuales, poco más de $2 millones se dedicarán a conservación de monumentos históricos, por lo que confía en que este calendario ayude a crear conciencia sobre esta realidad. 

La iglesia donde el patricio dominicano Juan Pablo Duarte fue bautizado en 1813 o la villa donde Cristóbal Colón construyó en 1495 su única casa en América forman parte de un calendario que muestra cada mes el estado de deterioro de 12 monumentos o sitios históricos en República Dominicana.

  1. El almanaque fue editado por el Comité Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) "como permanente recordatorio de los numerosos factores que inciden negativamente en su conservación y puesta en valor".

 La lista la encabeza la iglesia de Santa Bárbara, monumento del siglo XVI ubicado en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, donde Juan Pablo Duarte, uno de los tres patricios dominicanos, fue bautizado en 1813 y cuya infraestructura se encuentra en muy mal estado

A esta sigue el Edificio Morey, construido en 1915 en la oriental provincia de San Pedro de Macorís, que presenta severos daños en toda su estructura, según la foto que ilustra febrero.

Marzo muestra cuatro fotografías del Conjunto de Casas de Sánchez, compuesta por 38 viviendas de madera de la época industrial, representantes del estilo antillano, en el municipio de Sánchez, en la turística provincia de Samaná (noreste), y que debido al avanzado estado de deterioro han perdido parte de la estructura.

Para el presidente de Icomos en República Dominicana, Edwin Espinal Hernández, "urge implementar programas que aporten nuevas dinámicas para la conservación del patrimonio cultural edificado".

El Estado, dijo Espinal Hernández "debe entender que el patrimonio cultural dominicano en su universalidad, y no solo el colonial capitaleño, es generador de recursos, tanto materiales como espirituales".

Para abril, Icomos reservó una foto de las ruinas del Monasterio de San Francisco, ubicado en el centro histórico de Santo Domingo y cuya construcción inició a comienzos del siglo XVI cuando Nicolás de Ovando gobernaba la isla "La Española".

Al antiguo monasterio, dañado por terremotos, saqueos de piratas y batallas, les siguen, en mayo, las Cuevas de Pomier o Borbón, un complejo espeleológico originalmente compuesto por 55 cavernas de las que restan 49 a causa de actividades como la explotación minera.

En junio, Icomos hace referencia a la Casa Grande de Palavé, unas ruinas de ingenio o de hato ganadero colonial que data del siglo XVI y que se ubica en Hato Nuevo, al oeste de Santo Domingo.

Julio trae dos instantáneas del deteriorado y abandonado Hotel Mercedes, inaugurado el 9 de abril de 1929 en Santiago (norte), mientras que agosto muestra una instantánea del Sitio de la fundación de la villa de Santo Domingo, una meseta sobre acantilados fundada en agosto de 1498 por Bartolomé Colón.

Abandonada también se encuentra la casa 26 de la calle Benito Monción, de la provincia Santiago, único exponente arquitectónico que sobrevivió al incendio de la ciudad el 6 de septiembre de 1863, y aunque fue declarada Patrimonio Nacional en abril de 1991, el Estado no entró en posesión de ella, según la fotografía correspondiente a septiembre.

En el décimo mes del año Icomos muestra dos fotografías de la antigua Villa Isabela (norte), donde en 1495, tres años después de descubrir América, Cristóbal Colón construyó su única casa en este continente.

De acuerdo con Icomos, esta villa se encuentra en estado de inminente peligro por la degradación del suelo y el borde marino donde se encuentra.

A noviembre corresponde el deteriorado Teatro Agua y Luz, construido en 1955 por el barcelonés Carles Buïgas, que presenta pérdida de su condición original como edificio solariego, fruto de la falta de mantenimiento, el vandalismo y los fenómenos naturales.

El calendario concluye con una foto, en diciembre, de las ruinas de Villa de la Concepción de La Vega (centro), fundada en el segundo viaje de Colón en 1494, que constituyó el primer centro urbano de América.

De acuerdo con el Comité Dominicano de Icomos, el Ministerio de Cultura tendrá este año un presupuesto de $51 millones, de los cuales, poco más de $2 millones se dedicarán a conservación de monumentos históricos, por lo que confía en que este calendario ayude a crear conciencia sobre esta realidad.  

Con información de EFE

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x