Método de aprendizaje

El programa "Mamug koe ixo tig", logró sobresalir entre más de 5,000 proyectos de escuelas de Brasil / EFE

La lengua indígena se preserva en Brasil gracias a esta profesora

Se trata de un exitoso método que buscan extenderlo a 118 escuelas indígenas

02 de enero de 2018 01:17 pm

No cabe duda que por más obstáculos que ponga la vida y por más difíciles que estos sean, si existe determinación y empeño se pueden librar para salir adelante.

Elisângela Dell-Armelina Suruí no nació con orígenes nativos, ni creció relacionada con la cultura indígena en Brasil, pero gracias a un proyecto de voluntariado en el año 2001 que la acercó a una comunidad autóctona pudo lograr que cosas que seguramente jamás imaginó.

Además de conocer a su esposo y formar una familia, Elisângela creo el novedoso "Mamug koe ixo tig", un método de alfabetización que tiene el objetivo de preservar la lengua indígena de la lejana aldea Nabecob Abalakiba, en la Amazonía y que le valió nada más y nada menos que el título de educadora del año en todo el país.

"El nombre de mi proyecto es 'Mamug koe ixo tig', que significa 'El habla y la escrita de los niños' para niños del primer al quinto grado" de enseñanza básica primaria, declaró la profesora a Efe.

Este programa que logró sobresalir entre más de 5,000 proyectos de escuelas de Brasil, está basado en la revalorización de la lengua autóctona materna, muchas veces sólo utilizada por los miembros más viejos de las comunidades indígenas.

Fue tanto el impacto de este sistema, que inclusive se fundamentó como un derecho para los menores el estudiar la lengua paiter-suruí. De esta manera todos los niños de la escuela primaria sin importar el grado escolar comparten un salón para recibir lecciones del tradicional dialecto.

"Los niños hablan la lengua materna paiter-suruí. Entonces, llegaban al salón de clases hablando la lengua materna, pero se topaban con libros y materiales en portugués, entonces juntos, para incentivar el uso de la lengua materna, construimos el material" añadió.

Todo comenzó como un proyecto piloto en la escuela primaria Sertanista Francisco Meirelles, donde Elisângela investigó temas cotidianos de aquella comunidad que sirvieron de inspiración para el material didáctico de las clases, y que ahora es ejemplo reconocido a nivel nacional para la enseñanza en las comunidades indígenas.

Uno de los deseos de la maestra Dell-Armelina Suruí, es que gracias a su sistema pedagógico, los libros de enseñanza se impriman de forma más organizada para que las publicaciones puedan extenderse a otras aldeas que aún no cuentan con esta técnica de valorización y aprendizaje.

"Este plan de estudio puede ser realizado en otras comunidades tradicionales no indígenas, como en las comunidades quilombolas (de descendientes de esclavos negros)" declaró la profesora.

Este método ya fue aceptado por parte del Gobierno regional de Rondonia y ahora tiene la expectativa de poder extenderlo a las 118 escuelas indígenas.

De acuerdo a cifras oficiales de la Secretaría de Educación regional, tiene matriculados 3,637 alumnos indígenas y 332 profesores, de los cuales 240 son propios miembros de las tribus.

Con información de EFE.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x