Hermanos

Billy y Roy viven juntos para tratar de recuperar los casi 30 años de separación. / Facebook/Roy Aspinall

Descubrió, de manera insólita, que su hermano era un vagabundo

Fue el destino quien los separó y el mismo destino quien se encargó de juntarlos

04 de diciembre de 2017 12:20 pm

No cabe duda que el mundo en donde vivimos es más pequeño de lo que pensamos, o por lo menos de lo que parece. Así sucedió con un par de hermanos, que tras una separación de varias décadas, lograron reencontrarse y todo gracias a una obra de la casualidad.

Un veterano del ejército de nombre Roy Aspinall, de 36 años, decidió invitarle un cigarrillo a un vagabundo después de salir de un servicio militar en Manchester. Tras varios minutos de charla, Roy se logró dar cuenta que hablaba nada más y nada menos que con su hermano Billy White, del que fue separado desde que eran bebes.

Luego de este extraordinario acontecimiento, Roy narró los hechos del encuentro: "Caminaba para tomar mi autobús y vi a este tipo sentado junto a una pared de ladrillo. De alguna manera el rostro me pareció familiar, por lo que decidí preguntarle si era William, a lo que respondió que sí, pero lo llamaron Billy. En verdad estaba llorando cuando lo resolvimos. Solo le dije que tomara sus cosas y me dijo que vendría conmigo", explicó para el diario The Sun.

Fue el destino quien los separó y el mismo destino quien se encargó de juntarlos. Roy recordó que ambos eran hijos de Lorraine White, pero debido a cuestiones familiares tuvo que criarse con una tía mientras que Billy lo hizo con su madre.

Roy creció con la idea de que su tía era su madre, por lo que de alguna manera llegó a pensar que sus hermanos eran sus primos. Por su parte, Billy quedó huérfano con 10 años y quedó bajo el auspicio de los servicios sociales de su comunidad, situación que lo orilló a pasar largas temporadas viviendo en la calle, incluyendo los últimos ocho meses.

Ahora Billy, de 28 años, vive junto con su hermano para tratar de recuperar los casi 30 años de separación: “Hablamos sin parar todo el tiempo, pero tenemos el resto de nuestras vidas para conocernos. Decir que tengo un hermano me suena muy extraño, pero es un sentimiento de felicidad, ¡No se va a librar de mí nunca más!”, exclamó Roy.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x