Lacey

El reencuentro fue muy emotivo para toda la familia. / Facebook Lacey Poltoratskiy

Una madre militar dio una sorpresa a sus hijos luego de nueve meses de no verlos

Lacey Poltoratskiy está feliz porque llegó a tiempo para celebrar con ellos Thanksgiving

16 de noviembre de 2017 04:01 pm

Lacey Poltoratskiy, oficial del ejército, tuvo un emotivo y sorpresivo encuentro con sus dos hijos, luego de pasar más de nueve meses sin verlos. Hasta se vistió de mascota de la escuela para darle mayor emoción al asunto, y lo logró. Los tres por fin juntos, se abrazaron y lloraron por la alegría de verse nuevamente.

Ella y su marido Pavel Poltorastskiy, también oficial del ejército, estuvieron destacados en Kuwait, pero al regresar, su instinto de madre la llevó directamente a la escuela de sus hijos. No podía estar más tiempo lejos de ellos.

Así que se dirigió al colegio Hewitt, en Foord Hood, Texas, donde estudia su hijo Daxton Hunter. En el salón de clases la profesora le dijo a los alumnos que tenían un orador especial.

En el pasillo, Poltorastskiy estaba llena de nervios y emoción al grado que tuvo que llorar antes para no hacerlo delante de Daxon.

"Empecé a llorar por el pasillo, antes de entrar", confesó la sargento a la cadena ABC News.

Cuando la sagrento, vestida aún con su uniforme militar, entró al salón, Daxon gritó ¡mami! y sus ojos se llenaron de lágrimas, que comenzaron a rodar por su pequeño rostro. Corrió a su encuentro. Se llenaron de besos y abrazos, esos que dejaron de darse durante mucho tiempo. Pero ahora estaban nuevamente juntos.

"Todos los niños estaban sentados en la alfombra, voltearon al momento que entré y lo escuché gritar ¡mami!. Me llenó de emoción. Poder abrazarlo finalmente fue maravilloso. Él estaba llorando", comentó Poltorastskiy.

Esto era solo el primer gran encuentro para la familia Poltorastskiy.

Después, la oficial se dirigió al Midway Middle School, donde estudia su hija JaiceyBelle Hunter. Ahí la sorpresa fue mayor, ya que Lacey se disfrazó como la mascota de la escuela.

Para su reencuentro con su hija, planeó ponerle un poco de misterio y drama, ya que a JaiceyBelle le gustan esas cosas, por eso, con la complicidad de las autoridades escolares, se disfrazó de una gran pantera negra, como la mascota.

Al ingresar al salón, las alumnas se emocionaron al ver a su mascota, ignorando quién estaba abajo de la botarga.

Para continuar con los momentos de emoción, le pidieron a JaiceyBelle pararse junto a la mascota, que la tomó del brazo y comenzó a acariciarla.

"Ya no podía más, la tenía cerca", recuerda la sargento.

Cuando Lacey se quitó el disfraz de la cabeza, tanto ella como JaiceyBelle comenzaron a llorar. Amabas se abrazaron y se dijeron lo mucho que se aman y se han extrañado. La sonrisa de ambas iluminó el tierno momento.

"Yo estaba llorando ya en la máscara", dijo conmovida la madre. 

Para cerrar con broche de oro, se integró al abrazo el pequeño Daxon. 

Lacey dice estar feliz por reunirse nuevamente con sus hijos y celebrar juntos el tradicional Thanksgiving.  Aunque reconoce que su nevera está vacía. 

Pero eso no es problema, ya que una de sus hermanas los ha invitado a pasar con ellos la festividad.

Mientras Lacey su esposo estuvieron desplegados en Kuwait, los padres de ella, que viven en Waco, se hicieron cargo de sus dos hijos. 

 

 

 

 

 

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x