Policías en Carolina del Norte

Los oficiales Keith Bradshaw y Candace Spragins ayudaron a la madre desesperada. / Facebook: Hillsborough Police Department

Unos policías le regalan comida a una mujer que robó alimento para sus hijos

Llevaban tres días sin comer y no recibía ayuda de las organizaciones

13 de noviembre de 2017 09:36 pm

Theresa West, una mujer de Carolina del Norte se vio obligada a robar comida en una tienda para alimentar a sus tres hijos adoptivos, que tenían tres días sin comer, pero a pesar de que fue acusada por el delito, recibió una gran sorpresa por parte de los oficiales que la llevaron ante las autoridades.

West no pudo soportar más la situación de tener a sus hijos con hambre. Aunque no fue fácil para ella tomar la decisión, tuvo que robar comida, lo que le pudo costar ir a la cárcel, pero tenía que arriesgarse.

Sin pensarlo más se subió a su auto y se dirigió al minimarket Food Lion, ubicado cerca de su casa en Hillsborough, donde comenzó a tomar algo de comida, como dos hogazas de pan, tallarines, salsa, un poco de cargo y otros productos con un valor de $36. 

Salió corriendo sin pagar los productos. Una de las empleadas alcanzó a verla, y tomó el número de matrícula del auto de West y reportó el robo a la policía, según publica Herald Sun.

Tiempo después, los oficiales Keith Bradshaw y Candace Spragins llegaron al domicilio de West, quien al verlos, de inmediato pensó que iría a parar a la cárcel. Lo primero que hizo la angustiada madre fue entregar la comida que había robado. 

Luego les contó su desgarradora historia, que ella y sus hijos tenían tres días sin comer, por lo que se vio obligada a robar para alimentarlos.

"Tuve que salir a robar comida, y eso es desesperante, y lamento lo que hice, pero mis hijos estaban hambrientos", confesó a los policías, según publica el sitio Wral.

 

Uno de los policías se dirigió a la nevera y la encontró vacía, por lo que se dio cuenta que West decía la verdad.

La mujer les contó a los policías que ella tuvo un accidente automovilístico unos días atrás, lo que la dejó incapacitada por un tiempo para trabajar. El dinero se le acabó y no tenían ni para la comida. 

Pidió ayuda a la iglesia de la comunidad y las organizaciones de ayuda en estas situaciones, pero nadie le dio respuesta, afirmó.

"Llamamos a las iglesias y a todo, y todos decían: 'Pasamos por el Consejo Interreligioso, pasamos por esto y pasamos por eso' y nadie nos daría nada. No teníamos nada ", dijo West entre lágrimas a  Wral.

A pesar de lo que les contó Theresa, los oficiales Bradshaw y Candace tuvieron que presentar cargos por el delito de robo y la trasladaron hasta la comisaría. 

Los policías le contaron al juez la situación de la madre, por lo que decidió otorgarle la libertad para que pudiera regresar con sus hijos. 

Los oficiales estaban muy conmovidos por la situación de Theresa, así que decidieron hacer algo por ella y se dirigieron al minimarket y compraron comida con un valor de $140 para ella y sus tres hijos adoptivos.

Además pagaron los $36 de los alimentos que había robado y le llevaron todo hasta su domicilio. 

Theresa no podía creer que lo estaban haciendo los policías por ella y por sus hijos. Se sintió tan feliz de ver su nevera llena de alimentos y dio las gracias a los oficiales, que fueron para ella unos héroes desde el principio. 

"Mi verso favorito es Mateo 23:24, 'Cuando tuve hambre, me alimentaste. Estoy luchando tanto para lograrlo y solo tener a alguien que me ayude es solo un milagro", comentó West.

Y eso no es todo, el Departamento de la Policía le va ayudar para que obtenga los beneficios de las organizaciones civiles, sin fines de lucro, para que pueda darle de comer a sus hijos.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x