Xi Jinping

El mandatario chino y su vida llena de adversidades. / EFE

Xi Jinping, un presidente que vivió en cuevas

El líder de China busca un segundo mandato

23 de octubre de 2017 07:28 pm

 
Nadie se imaginaría que uno de los líderes más poderosos del mundo vivió en una cueva. Así fue el pasado de Xi Jinping, el presidente de China, quien va por un segundo mandato.

A sus 64 años, Xi Jinping se ha convertido en el máximo líder del Partido Comunista de China desde la muerte de Mao Zedong en 1976.

Jinping tuvo una vida complicada desde su niñez, luego de que su padre fuera encarcelado. 

El mandatario dijo en alguna ocasión a sus subordinados que “un hombre se forja en las dificultades”. Y precisamente su formación estuvo llena de conflictos y tropiezos. 

Su padre, fue encarcelado por el entonces presidente Mao Tse-tung, que desató una persecución que caía en la paranoia. Su familia fue humillada. 

Desprotegido de amistades y familia, Xi, que en ese entonces tenía 15 años, vivió los duros momentos de la Revolución Cultural China. 

La generación de Xi tuvo que refugiarse en Yan'an llamada “Tierra Santa de la revolución china”, que fue un bastión de los comunistas durante la guerra civil, según publica la cadena BBC

Por mandato del presidente Mao, todos los jóvenes fueron enviados a provincia para que trabajaran en el campo, para que aprendieran de las largas y duras jornadas que vivían a diario los campesinos.

El joven XI en ese tiempo vivió en una cueva en la región de Liangjiahe. Donde compartía una cama llena de pulgas con uno de sus compañeros.  

Reservado, estudioso, solía abandonar por un buen rato la cueva para leer. 

Según los especialistas en esa etapa le sirvió a Xi para llegar a ser el hombre más poderoso de China, ya que enfrentó todas las adversidades, que lejos de desanimarlo, representó un reto para lograr sus objetivos para salir adelante.

Cuando tenía 25 años, el padre de Jinping ya había salido de la cárcel y fue que pudo colocarse en unos de los rangos más altos del Partido Comunista. Desde ahí impulsó la carrera de su hijo.

Xi no desaprovechó ningún momento y fue escalando poco a poco en el partido oficial de China, hasta convertirse en el actual presidente del país, y ahora busca un segundo mandato, aunque lleno de polémica. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x