Tina la joven milagro

Una foto de archivo de la joven Tina. / Tina Frost

Una joven sale del coma tras recibir un disparo en la cabeza en el tiroteo en Las Vegas

El médico que la operó dijo que era un "milagro"

17 de octubre de 2017 11:13 am

Tina Frost, una joven de 27 años, exjugadora de fútbol, está dando una lección de vida no sólo a sus seres queridos, sino al equipo médico que la operó luego recibir un disparo en el concierto de música country en Las Vegas, el pasado 1 de octubre. 

La joven es una de las 22 mil personas que se encontraban disfrutando del Route 91 Harvest Festival, a un costado del Mandalay Bay Resort & Casino de Las Vegas, Nevada, cuando se escucharon disparos. Ella trató de protegerse, pero mientras buscaba un refugio junto con su novio, una bala entró por su cabeza. Cayó al piso y ya no puedo ponerse de pie. 

Austin Hughes, su pareja fue a buscar ayuda, mientras Tina era protegida por otro de los asistentes al concierto. El desconocido se ofreció cuidarla de la lluvia de disparos que se registraba en el lugar. 

En ese momento todo era confusión, terror y muerte. Nadie sabía en ese momento que desde el piso 32 del hotel, un sujeto que después fue identificado como Stephen Paddock, disparaba contra la multitud. Fueron minutos de pánico. La gente corría para ponerse a salvo, pero no sabía dónde buscar refugio. 

Pasaron unos minutos y Hughes llegó con ayuda para su novia, que seguía inmóvil en el piso. Aún respiraba, no había que perder tiempo, era urgente llevarla al hospital. 

La joven fue trasladada al Sunrise Hospital donde los médicos de inmediato se dieron cuenta de la gravedad de Tina, pero a pesar del diagnóstico en contra, hicieron todo lo posible por salvarle la vida. 

Keith Blum fue el médico que se encargó de operarla. Ante la posición de la bala arrojada en la cabeza de Tina tuvieron que extraerle el ojo derecho y quitar una parte del hueso frontal para darle espacio al cerebro que se encontraba inflamado, de acuerdo a lo publicado por Infobae

A pesar de que la operación había salido bien, el pronóstico era reservado. La chica estaba en coma, tenía el apoyo de un respirador artificial. Los días pasaban y no había ningún cambio.

La habitación del hospital, llena de aparatos para mantener con vida a la joven, era lo único que podía escucharse.

Pero la fortaleza y juventud de Tina dieron una gran sorpresa al doctor Blum y a su equipo médico. Ella despertó y logró respirar por sí sola, pudo dar unos cuantos pasos. Eso era un gran avance para los pocos días que llevaba la muchacha en recuperación. 

Para su médico cirujano la evolución Tina era un verdadero milagro, ya que el pronóstico que tenían de la joven desde el principio no era nada alentador. 

Ahora Tina será trasladada otro hospital donde pueda recibir el apoyo especial que necesita para su recuperación.

El tiroteo en Las Vegas dejó 59 muertos y más de 500 heridos. El autor de la agresión se suicidó momentos antes que la policía lo encontrara.

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x