Taylor Winston

Taylor Winston, el veterano de guerra que salvó a decenas en Las Vegas. / Facebook de Taylor Winston

Un veterano robó una camioneta para ayudar a los heridos en Las Vegas

Le regalaron una Ford F-150 por salvar a la gente

10 de octubre de 2017 08:46 pm

Las buenas acciones siempre tienen su recompensa y llega en el momento que menos se espera, como le acaba de suceder a Taylor Winston, un veterano de la  guerra de Irak que recibió como regalo una Ford F-150 luego de haberse robado una camioneta, durante el tiroteo en Las Vegas, para salvar a decenas de heridos.

A él no le importó poner su vida en peligro para apoyar a las personas que requerían de ayuda médica, por lo que no dudó en robarse una camioneta para llevar a los heridos al hospital.

Su historia llegó a oídos de Shane Beus, el dueño de B5 Motors, una concesionaria del grupo Ford, que pidió ayuda a los medios locales para localizarlo y de inmediato lo contactaron. 

El empresario quiso agradecer a Winston su acto de valentía durante el tiroteo en Las Vegas y para demostrarlo, le obsequió una camioneta Ford F-150.

“Ha sido muy difícil incluso para mí venir aquí y aceptar un regalo de este calibre", comentó Winston, según publica Fox5 San Diego.

La noche de la masacre, el veterano de guerra  se encontraba en el concierto del festival de música country en La Vegas, cuando la música y las luces multicolores que enmarcaban el festival fueron interrumpidas por ráfagas de disparos contra los miles de asistentes. 

Al principio, los estruendos parecían ser parte el espectáculo, pero de pronto varios de los asistentes comenzaron a caer, otros más corrían desesperados a buscar refugio, sin saber de dónde provenían los disparos. 

Todos entraron en pánico, tenían que huir, así como lo hizo Winston, quien iba viendo a su paso cómo iban cayendo decenas de heridos y otras personas parecían inertes tras los disparos.

Ya a salvo, el veterano de guerra pensó de inmediato en auxiliar a los heridos, por lo que tenía que conseguir la forma de sacarlos de la zona de la tragedia y llevarlos a un hospital. ¿Pero cómo? De pronto vio varias camionetas estacionadas y no dudó en robar una para ayudar a los lesionados.

“Corrí y probé suerte para ver si alguna de las camionetas tenía las llaves dentro. Hasta que di con una que tenía las llaves ahí mismo. Entonces empecé a buscar gente para llevarla al hospital", explicó Winston.

“Transporté probablemente entre 20 y 30 personas heridas", comentó. 

Llevó a los lesionados a Desert Springs Hospital Medical Center. Recuerda que en ese momento aún no llegaban las primeras ambulancias.

Días después, su buena acción -salvar esas vidas- fue recompensada con una camioneta de lujo 
Ford F-150. 

El autor del tiroteo que dejó 59 muertos y más de 500 heridos fue identificado como Stephen Padock, que se suicidó antes de que la policía llegara a detenerlo. 

La masacre, considerada una de las mayores en la historia reciente de Estados Unidos, se cometió desde el piso 32 del hotel Madalay Bay, en Las Vegas.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x