Jemima

Jemima, la jovencita que salvó la vida de cinco niños. / Suministrada

La conmovedora historia de Jemima la adolescente que le salvó la vida a 8 personas

Falleció de un aneurisma y su familia donó sus órganos. La cantidad de personas a las que les salvó la vida es récord.

13 de septiembre de 2017 01:30 pm

Lo habitual es que cada persona que dona sus órganos ayude a salvar la vida de entre 2 y 3 personas. Pero el caso de Jemima es extraordinario. Esta adolescente de 13 años, salvó la vida de ocho personas.

La historia de Jemima ocupa las portadas de todos los medios en el Reino Unido, en donde su familia decidió salir a compartir su historia.

La familia Layzell estaba de fiesta, organizando el cumpleaños de su madre, cuando Jemima se descompensó por un aneurisma cerebral. La llevaron a un hospital y días después falleció.

Sus padres decidieron convertir el dolor de aquel entonces en esperanza para otros y donaron los órganos de su hija que terminaron salvando la vida de ocho personas, entre ellas, cinco niños. Es un caso récord en el mundo.

Aunque la donación ocurrió en 2012, el caso de la joven se conoció en las últimas horas cuando se celebra en el Reino Unido la Semana de la Donación de Organos.

El departamento de Sangre y Trasplantes del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido confirmó que ningún otro donante ha salvado tantas vidas y pusieron a Jemima como ejemplo en esta semana tan especial.

La familia de Jemima donó su corazón, páncreas, pulmones, riñones, hìgado e intestino.

El corazón de Jemima, su páncreas y su intestino fueron trasplantados en tres personas. Sus riñones fueron para otros dos pacientes. Su hígado fue dividido y salvó a dos personas más. Sus dos pulmones fueron para un solo paciente.

En el Reino Unido, una donación beneficia a 2.6 pacientes en promedio, de ahí que el caso de esta adolescente sea tan excepcional.

Sophy Layzell, de 43 años y madre de la adolescente, explicó que donaron los órganos de su hija porque, aunque era muy jovencita, habían discutido el tema luego de que un conocido falleciera en un accidente de auto. El hecho ocurrió solo unas semanas antes de la muerte de Jemima. La familia sabía cuál era su deseo. 

"Jemima entendía perfectamente la importancia de la donación de órganos", contó su madre, quien reconoció que, aunque sabía que estaba haciendo lo correcto, la decisión fue difícil de tomar.

Los padres de Jemima la recordaron como una jovencita inteligente, compasiva y creativa. Y dijeron que están muy orgullosos del legado que dejó su hija.

Según publica el diario The Guardian, poco tiempo después de la muerte de su hija, la familia vio un programa de TV sobre niños que esperaban recibir un corazón para poder ser trasplantados.

"Nos afirmó que haber dicho 'no' le hubiese negado la oportunidad de vivir a ocho personas", confió Sophy. 

¿Tú eres donante? 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x