Ricardo Rosselló

Archivo

Rosselló anunciará pronto una alternativa a reducción de jornada

Reitera su oposición a las propuestas por la Junta de Supervisión Fiscal

26 de julio de 2017 03:21 pm

Por: ÍNDICEPR.COM | [email protected]

El gobernador Ricardo Rosselló, reiteró hoy su oposición a la reducción de jornada laboral que impulsa la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) por entender que crearía una "crisis social sin precedentes", y en cambio anunciará en los próximos días otras medidas fiscales.

De acuerdo al primer ejecutivo, la medida que propone la JSF tendrá un impacto de $400 menos en el salario de los empleados que ganan $2,000. 

Enfatizó, mediante comunicado de prensa, que reducir un día semanal la jornada laboral de los empleados públicos conllevaría en recorte del 20 por ciento de su salario a estos trabajadores lo que desemboca en un impacto negativo económico y social en estos núcleos familiares y en el resto de la población.

Según los estudios económicos del Gobierno, una reducción de jornada laboral como la propuesta por la JSF provocaría una caída en la economía local estimado de 500 millones.

"La propuesta de la Junta de Supervisión Fiscal de reducción de la jornada laboral no es necesaria y su efecto en la economía provocaría graves daños a todos los sectores del comercio, la banca, industrias y la sociedad en Puerto Rico. Esa es la razón para oponernos firmemente a esa medida y por lo que hemos identificado otras medidas fiscales que no afecten a los más vulnerables", advirtió Rosselló mediante comunicado de prensa.

"Reconocemos que los retos de Puerto Rico son grandes pero no podemos perder de perspectiva que el crecimiento económico es esencial para salir de esta crisis fiscal", recordó el primer ejecutivo.

Asimismo, explicó que "por ejemplo, con esa medida cerca de 100,000 empleados públicos no tendrían recursos para pagar sus hipotecas y automóviles lo que crearía una crisis en la industria bancaria y concesionarios de autos".

"Además, los comercios sufrirían una dramática merma en sus ventas, entre ellos la industria de alimentos, restaurantes, entretenimiento y comercios al detal", manifestó.

Rosselló recordó que "no podemos perder de perspectiva la crisis social que una medida así ocasionaría a cerca de 100 mil hogares puertorriqueños".

Sobre la medida que propondrá el gobernador, dijo que se trata de una alternativa que 'no afectará a los más vulnerables, no contempla despidos de empleados y no impactará el crecimiento de la economía en Puerto Rico".

"Hago un llamado a los diferentes componentes del sector privado, organizaciones profesionales y de la sociedad que dan soporte a nuestra economía y que atraviesan grandes retos, en particular a la banca, la industria y el comercio, a unirse a los esfuerzos de nuestra Administración para evitar la innecesaria reducción de jornada laboral que tendría un efecto directo sobre sus empresas y en los empleos que dichos sectores producen en Puerto Rico", concluyó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x