Sexo

Shutterstock

El sexo semanal rejuvenece

Para que funcione se le debe garantizar un buen orgasmo al cuerpo por lo menos una vez a la semana

24 de julio de 2017 08:01 am

Por: GDA / El Tiempo / Esther Balac

Además de divertir, de relajar y, sobre todo, de producir el mejor de lo placeres de forma natural, la buena cama es un rejuvenecedor de primera línea, especialmente para nosotras las mujeres.

Aunque esto se ha presumido siempre, esta vez toma relevancia por cuenta de un estudio de la Universidad de California que demostró que para que esto funcione se le debe garantizar al cuerpo, al menos, un polvo semanal.

El asunto es que los orgasmos frecuentes logran que los telómeros (unas partes de los cromosomas) no se desgasten y se mantengan de la misma longitud por mucho tiempo. De acuerdo con el responsable de la investigación, Tomás Cabeza de Vaca, los dichosos telómeros se van acortando a medida que nos hacemos mayores y también con malos hábitos de vida como el alcoholismo. “Con el tiempo, la reducción del tamaño de los telómeros puede llevar a enfermedades crónicas y degenerativas y a muertes prematuras”, remata este mago.

Aquí hay que aclarar que para gozar de dicho beneficio que, de paso, nos ahorra angustia, complejos y cremas contra las arrugas, deben evitarse los polvos grises, anorgasmicos, aburridos y por salir del paso. En otras palabras, la terapia antienvejecimiento sobre la cama debe incluir gemidos y contorsiones genuinas.

También hay que decir que la recomendación no hace referencia al aquello con hombres exclusivamente, sino que, para completar la cuota, también vale cualquier tipo de relación y la socorrida masturbación, porque aquí lo que importa es que el goce sea pleno y sin limitaciones.

Si a esto se suma que nosotras estamos equipadas para usar el departamento inferior del cuerpo hasta el fin de la vida, pues solo queda echar mano de este remedio con todas las de la ley.

Debo recomendarles que revisen la frecuencia de sus polvos y llegado el caso, mis amigas, no duden en adoptar una férrea disciplina para ponerse al día. Aquí no hay excusa, porque si a nosotras los orgasmos nos rejuvenecen y a ellos les merma el riesgo de padecer cáncer de próstata, pues no queda más que meterse bajo las sabanas siempre que haya la oportunidad. Total, se hace por dos buenas causas. Hasta luego.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x