Con esta cirugía no se realizan cortes en el intestino y tampoco se modifica la función intestinal.

Con esta cirugía no se realizan cortes en el intestino y tampoco se modifica la función intestinal. / Shutterstock

Alternativa para la obesidad

La cirugía de manga gástrica es una opción sencilla y viable

20 de julio de 2017 07:59 am

Por: GDA / El Universal

En todo el mundo hay preocupación por la obesidad. Es momento de combatirla y hay diferentes técnicas para hacerlo, la cirugía es una posibilidad real cuando otros métodos, como dieta, actividad física y/o terapia farmacológica no dan resultados.

La cirugía de manga gástrica o gastrectomía vertical ha crecido de forma acelerada en los últimos años. Actualmente ha superado al bypass gástrico como la cirugía contra la obesidad más realizada en los Estados Unidos, país en donde se realiza la mayor cantidad de procedimientos bariátricos anualmente.

La experiencia del cirujano Fernando Pérez Galaz le permite decir que este método médico “no sólo reduce el exceso del peso corporal, sino que trata factores de riesgo relacionados, como la hipertensión, colesterol elevado, insulino-resistencia, apnea del sueño y diabetes”.

Beneficios potenciales

  • Reduce el hambre, relacionada con la grhelina (hormona del hambre), que se produce en las células de fondo gástrico. Al removerlo logra que los niveles de grhelina en sangre disminuyan a casi cero durante los primeros 6 meses de operado.
  • Menor tiempo de cirugía. Es un procedimiento quirúrgico más corto comparado al bypass gástrico, resultando una operación más segura con una mortalidad menor al 1%.
  • No altera la anatomía intestinal. No se realizan cortes en el intestino y no se modifica la función intestinal por lo que no hay riesgo de mala absorción de vitaminas, minerales, hierro, proteínas y demás nutrientes.
  • Recuperación más rápida. Los pacientes regresan pronto a su vida cotidiana. Se incorporan a sus actividades habituales a la semana. Empiezan a hacer caminatas dos días después de la operación y luego de 5 a 7 días logran reincorporarse al trabajo.
  • No hay riesgo de síndrome de dumping. Que produce una sensación muy desagradable en el cuerpo caracterizado por sudoración fría, hormigueo en manos y cara, náusea y debilidad.

Cuidados posteriores

En términos generales, los primeros 20 días son de reposo. Luego del primer mes se pueden hacer deportes, pero la exigencia variará de acuerdo a cada persona.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

TAGS: Obesidad Salud

Cargando...

Continuar

Publicidad

x