Franco de Vita

EFE / Alejandro Bolívar

Franco de Vita Libre e intenso en Puerto Rico

La conexión con el público sigue intacta

03 de junio de 2017 02:34 pm

Por: Wilfred Pagán | Locutor de Fidelity 95.7 para Music Uleashed

Dadas las 9:40 de la noche, interpretando el tema "Libre" y con la proyección de escenas de la convulsión social que se vive en Venezuela, el icónico representante musical de ese país, Franco de Vita hizo su aparición en el escenario del Coliseo José Miguel Agrelot para su nueva cita con Puerto Rico.

"Que nadie nos coarte la libertad", exclamó el veterano cantautor mientras entonaba la canción que da título a su más reciente producción, recibiendo de inmediato vítores de aprobación de la audiencia que colmó la versión reducida del principal centro de espectáculos del país.

Acto seguido el tema "Cálido y frío" fue coreado de principio a fin por el auditorio cuyo entusiasmo se elevó cuando, a continuación, se escucharon  los acordes de "Tú de qué vas" que dejó en evidencia la conexión del público boricua con el romanticismo del multi premiado artista.

Las conocidas piezas "Louis" y "Fuera de este mundo", hicieron manifiesta una relación más que de admiración, de una familiaridad muy afianzada con el artista ejemplificada por la naturalidad con que los presentes le acompañaban en cada verso. 

La cantante cubana Lena Burke, más conocida en la Isla por su participación en el grupo Alex, Jorge y Lena, se allegó al escenario a invitación de Franco para hacer dueto en el tema "Cuando tus ojos me miran" impactando los oídos del público con su intensidad vocal.

El primer instante sublime llegó con "Si la vez", pieza que De Vita popularizó de la mano del dúo Sin Bandera; en este momento ya el público había hecho totalmente suya la velada. 

"Somos 3" y "No me busques" le dieron un aire rockero al recital tras los cuales el artista aprovechó para abundar sobre la crisis en su país donde se ha intensificado la violencia y la escasez alimentaria en los últimos meses y criticó duramente la inacción de algunos países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) ante la situación en Venezuela; en esta intervención agradeció también a Puerto Rico por el apoyo a lo largo de sus años de carrera.

El siguiente momento románticamente intenso de la noche llegó con el tema "Te amo" de 1988; uno de los himnos incuestionables del amor en el repertorio latino y que fue entonado de pie por los asistentes.

La novel cantante boricua Merari fue presentada por Franco como un descubrimiento a través de las redes sociales y le acompañó en el tema "Te pienso sin querer", grabado por el cantautor junto a la mexicana Gloria Trevi; la boricua no vaciló en hacer alarde con su interpretación de su gran talento.

Sentado al piano el ganador de múltiples reconocimientos, cantó "Pídeme", su más reciente sencillo, seguido por éxitos recurrentes como "Si tú no estás" y "Ay Dios" donde Franco no dudó en bailar y en instar a todos a hacer lo propio.

En una breve intervención, el cantante saludó a los boricuas Wisin y Yandel, que se hallaban entre el público. En esta oportunidad Franco bromeó con la idea de unirse al otrora dúo en el escenario con el inconveniente de "no tener la canción montada" en alusión al tema "Dónde está el amor" que grabaron juntos.

"Tan solo tú", popularizado con Alejandra Guzmán, y un popurrí de sabidos éxitos como "Será", "Y te pienso" y "Contra vientos y mareas" continuaron la velada, desatando frecuentes ovaciones y ocasionales silencios de los presentes que escuchaban atentos la voz del consolidado artista. 

Luego de una extensa y peculiar versión de la tradicional presentación de los miembros de la banda -que incluyó desde los clásicos solos hasta un baile tipo "break dance" de pianista- el caraqueño desplegó sentimiento con "Te veo venir soledad" haciendo amague de despedirse y recibiendo la habitual petición de otra canción por parte de los presentes. 

Una breve pausa culminó con el regreso de Franco junto a un conjunto de cuerdas en "No sé nada de ti".

Acotando la importancia de dedicar tiempo de calidad a los hijos el artista presentó "No basta", que precisamente trata esta temática.

Una vez más al piano, el público reconoció de inmediato las notas del clásico "Un buen perdedor", éxito que que tiene más de 30 años y que, al igual que la inmensa mayoría del repertorio de Franco, se mantiene fresco en la memoria de sus seguidores. 

La presentación cerraría como inició, con el tema "Libre".

Una velada a la altura de un artista con la trayectoria de Franco de Vita quien, con maestría, aderezó su intensidad con un aire de intimidad que el público puertorriqueño agradeció con un derroche de emoción. 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x