Aceptaron el reto de ser mamá

Desde la izquierda: Alexandra González junto a su hija Luna, Camila Reus junto a Marina y Saray Rentas con su niño Aiden. / Para ÍNDICE / Juan Luis Martínez

Aceptaron el reto de ser mamá

Cinco jóvenes nos cuentan cómo el proceso de ser madres les ha cambiado la vida

12 de mayo de 2017 08:09 am

Por: Katefrans Flores Sanabria | [email protected]

Según la Real Academia Española la definición de madre es una “hembra que ha parido a otro ser de su misma especie […] que ha concebido o esa matriz en que se desarrolla el feto”.

¿Demasiado técnico, no? Pero nosotros sabemos que mamá es mucho más que eso.

Para cinco jóvenes madres el hecho de poder dar vida, ha sido un proceso de cambio desde el momento que saben que están embarazadas.

“No estaba pensando en eso (la maternidad), pero una vez llegó ha sido muy bien aceptada. Yo ahora mismo me siento muy emocionada en esta etapa porque creo que con la maternidad podré sacar una parte nueva de mí que nunca he explorado”, expresó Sonya Torres Collazo quien se encuentra en las 35 semanas y que próximamente verá el rostro de la niña que carga en su vientre a la que llamará Mercedes.

Ampliar

Para ÍNDICE / Juan Luis Martínez

Para mí la maternidad siempre ha sido un reto y decidir asumirla siempre fue una incertidumbre. Antes de estar embarazada veía ese proceso como una responsabilidad demasiado grande que quizás no me atrevería asumir. Siempre pensé que sería madre, como a los 35”, compartió Lenis Mariana Ramos quien tiene apenas unos 4 meses de embarazo.

“Es algo épico, es un proceso difícil. No fue fácil pero no imposible, pude lidiar. Uno no sabe lo que se espera hasta que nace el bebé”, contó Saray Rentas quien hace solo 16 días dio a luz su pequeño Aiden Adrián.

Por su parte Camila Reus, madre de Marina Lucía de 2 años, destacó que “la maternidad significa riesgo, responsabilidad, amor y valores. El traer una criatura al mundo conlleva muchísimas más responsabilidades”.

Mientras que Alexandra González, madre de Luna quien tiene 4 años, confesó que “este proceso no lo cambiaría por nada. Una vez mi hija nació mi vida cambio en lo emocional, física y en todos los aspectos. Lo que soy ahora se lo debo a ser mamá”.

Sonya es estudiante de maestría, Lenis es gestora cultural, Saray espera por su graduación de bachillerato este próximo junio, Camila se encarga de darle forma a su negocio y Alexandra es empresaria. Todas tienen un factor común, además de ser millennial, y es la perseverancia de trabajar para que sus [email protected] vivan en un mundo mejor.

Ampliar

Para ÍNDICE / Juan Luis Martínez

“Nosotras las madres jóvenes tenemos muchos retos en cuestión de crianza. En mi caso con Marina la crianza se enfoca en cómo tratar de que este mundo lleno de maldad se acerque lo menos posible a su desarrollo de ser humano”, subrayó Reus.

Veo la maternidad como mi nuevo proyecto de vida y una aportación a la sociedad en la que vivo. Pienso que es un gran reto y responsabilidad pero sin duda alguna ha sido y seguirá siendo una gran tarea que asumiré con todo mi amor y capacidades”, dijo Ramos.

De alguna forma u otra las generaciones anteriores a la millennial problematizan el hecho de ser jóvenes y la crianza. Para algunos sectores sociales debe haber un orden para así llegar a la maternidad, viendo esto como el punto máximo de sus vidas.

“A la mujer se le exige unos roles de trabajo de que antes que todo debemos ser profesionales.  Se nos subestima demasiado. Nosotras podemos ser profesionales y madres a la vez”, puntualizó Reus.

“Mientras estudiaba, trabajaba y viajaba de Cayey a San Juan todos los días. Yo estuve siete meses con mala barriga. Eso no me detuvo”, confesó Rentas quien detalló que a menos de una semana de dar a luz estaba en su universidad exponiendo sus últimos trabajos.

“Siempre está el estigma, es algo que hay que ir trabajando con el ejemplo”, sentenció González.

Ciertamente no hay una forma correcta de criar. La maternidad es individual, aunque todas coincidieron que un ejemplo claro a seguir son sus propias madres. Es una pequeña definición a la sororidad que se crea con las mujeres muy cercanas que de alguna manera brindan apoyo a estas cinco primerizas.

“Creo que (la maternidad) es un regalo que nos dan como mujer y que cada una va a desarrollar según sus creencias, con la ayuda de la información que tenemos ahora, mi madre, mi cuñada y mis amigas que son madres y mi familia”, acotó Torres Collazo.

“Pienso que mi madre y mi abuela Lula son una mezcla de lo que yo quisiera ser como madre y sin duda alguna de ellas y mis tías son mi rol a seguir pues son mujeres que han logrado grandes cosas y han tenido éxito como madres”, compartió Ramos.

Aunque para todas estas madres, que rondan entre los 23 y 31 años, el ver su prueba de embarazo positiva fue una gran sorpresa y sus instintos se han encargado de guiarlas.

“Algo dentro de ti dice qué vas a hacer y te vas escuchando”, dijo González.

“Es algo bien bonito en este corto tiempo. Aiden y yo tenemos una conexión increíble, tanto así que antes que él llore ya estoy despierta”, contó Rentas.

Si bien es cierto que el término “madre” queda muy superficial al léxico, estas jóvenes madres aportan mucho más a la palabra MAMÁ.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x