100% DE AQUÍ

Suministrada

Jóvenes crean empresa cafetalera en honor al abuelo

Conoce su historia y déjate envolver por el aroma y el sabor de “Café Sabino”

09 de mayo de 2017 07:15 am

Por: Katefrans Flores Sanabria | [email protected]

A Miguel Torres Torres y a Lorianny Rivera el amor por la tierra les fue suficiente para darle vida a su compañía cafetalera “Café Sabino” que nace para darle honor a la gesta agrícola del orocoveño Sabino Torres, abuelo de Torres Torres.

“Me hice amigo de un agricultor muy conocedor del café, se llama Luis Curbelo. Él ve mi interés en la agricultura y me dice ‘Miguel, porqué tu no haces café’ y yo le digo ‘yo no sé qué vaya a hacer pero si hago algo será en honor a mi abuelo y si es café se llamará Café Sabino’, contó Torres Torres.

Según Torres Torres, de la propuesta pasó casi inmediato a la producción tanto así que en noviembre del 2015 comenzaron a sacar sus propios empaques.

Recibimos mucho apoyo de nuestra familia. Luego se nos abrieron varias puertas con órdenes grandes fuera del país”, detalló el estudiante de agronomía del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

Ampliar

Miguel Torres Torres y a Lorianny Rivera.

Suministrada

Fue el mismo Curbelo quien les abrió las puertas a estos dos jóvenes empresarios para que desde el barrio Bateyes de Mayagüez, en la Finca La Perla, produzcan este café especial.

“Lo cosechamos maduro y en un proceso ecológico. Utilizamos agua del manantial de la finca para el despulpe, fermentado y los otros procesos. Luego se tuesta al sol”, destacó Torres Torres quien a su vez especificó que para que el café llegue fresco al cliente, cada dos semanas realizan el tueste y empacado.

Ambos empresarios están conscientes de la importancia de cuidar el planeta, es por eso que el empaque de sus cafés son compostables en su totalidad.

Además de llevar un café de calidad y 100 por ciento puertorriqueño también llevamos esa conciencia ambiental. Tenemos que evitar estar produciendo tanta basura”, sostuvo el torrefactor.

Torres aseguró que la parte de papel de cada empaque se composta en 9 meses y el plástico que es hecho con base de plantas podrá desintegrarse en unos 4 años.

“Queremos siempre poner ese granito de arena para conservar el ambiente”, dijo.

Al momento, Torres Torres y Rivera se encuentran trabajando para adquirir un espacio donde puedan establecer su propia torrefacción y centro de procesamiento.

“Ha sido un poco difícil, pero dentro de todo ha sido un buen año. Y esperamos que podamos pronto comenzar a tener nuestro propio centro de producción”, detalló.

Para Torres Torres es importante mantener una buena calidad de café pues asegura que “las personas están creando más conciencia de lo que es el café puertorriqueño”.

“Queremos seguir resaltando la labor agrícola. Queremos seguir produciendo y abarcar más el espacio”, concluyó.

Pulsa aquí para ver el producto.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x