La escritora también es conocida por sus libros: “Nuestra señora de la noche”, “Cualquier miércoles soy tuya”, “Pez de vidrio”, “Fe en disfraz”, “La amante de Gardel” y “Jadeante y sudorosa”.

La escritora también es conocida por sus libros: “Nuestra señora de la noche”, “Cualquier miércoles soy tuya”, “Pez de vidrio”, “Fe en disfraz”, “La amante de Gardel” y “Jadeante y sudorosa”. / Para ÍNDICE / Xavier García

Libro de Mayra Santos Febres llega a Francia

La escritora nos habla de la literatura y la traducción de “Sirena Selena”

05 de mayo de 2017 08:12 am

Por: Némesis Mora Pérez | [email protected]

Mayra Santos Febres no habla alemán, coreano, irlandés ni checo. Sin embargo, su literatura ha sido leída y estudiada en esas lenguas. También ha llegado hasta España, Colombia, México, Estados Unidos, Italia y, recientemente, a Francia. A más de una década de haberse publicado “Sirena Selena se viste de pena”, su primera novela y uno de los escritos de travestismo más influyentes del Caribe, su primogénita recién se estrena dentro de la lengua francesa. Pero, ¿cómo logra que su literatura llegue hasta tanta cultura diversa?

El riesgo ha sido su brújula y su táctica desde sus comienzos en la literatura. De hecho, a Santos Febres se le conoce por ser una de las primeras escritoras puertorriqueña y negra que pone sobre la mesa el tema de la homosexualidad y el travestismo y lo hace resonar a nivel internacional. Según afirma la escritora de forma jocosa, cuando sus compañeros, amigos y familiares le dejan de hablar al leer sus escritos, sabe que va por la línea correcta. Es algo que hace todo el tiempo y con toda la intención del mundo.

Ampliar

Para ÍNDICE / Xavier García

“Yo hago eso todo el tiempo. Cuando yo siento que es una historia que me va ha causar mucho problema, esa es la historia que yo sé que tengo que escribir. Porque las otras ya la han escrito antes y además gente muchísimo más visible que yo. Como yo no tengo nada que perder. Soy una mujer, madre soltera, en una Isla en crisis, negra y tampoco soy el bombón de la semana, pues tener la valentía de uno entender su situación y darse cuenta de que uno no tiene nada qué perder pues entonces a mi particularmente me ayuda mucho a entender qué es lo que yo quiero decir. Si sigues el molde de lo que ya está establecido, en todo en la vida, no vas a llegar muy lejos que hasta donde llegue ese molde. Y no a donde llega una voz nueva que mucha gente quiere oír”, explicó la escritora.

La publicación de “Sirena Selena” se dio en un momento donde el travestismo, la homosexualidad y el sida eran temas tabú y con poco espacio en la literatura, sobre todo la caribeña.

Ampliar

Para ÍNDICE / Xavier García

Para darle trasfondo y un estilo narrativo a la historia, que nació de un momento de vida suyo y de pizcas de ficción literaria, la escritora entrevistó a más de 40 travestis que le confesaron hasta los detalles más íntimos de sus carreras. Para más decir, alguno de los personajes de “Sirena Selena” son transcripciones casi al dedillo de las entrevistas.

“Yo me fui a hablar con gente que me contaba de los bares que han desaparecido y que fueron los lugares, las válvulas de escape donde en Puerto Rico se podía ser gay. Así que yo recogí toda esa historia y me inventé unos personajes que podían contarla”, dijo la también profesora de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras (UPR-RP).

Su interés por el tema nació de un proceso “doloroso, pero muy bonito”. Cuando era jovencita, contó la escritora, se enamoró de un hombre maravillo llamado Moisés Agosto. Sin embargo, la homosexualidad y el contagio de SIDA que tuvo Moisés la tomó por sorpresa y ese profundo romance no pudo ser.

“Yo no podía soltarlo, ni él a mí”, confesó la escritora.

El Estatus de la literatura en Puerto Rico

Santos Febres ofrece talleres de escritura creativa en distintos rincones de la Isla, cuenta con más de 20 libros publicados, lee sobre cinco libros a la semana, es la directora ejecutiva del Festival de la Palabra y escribir poesía se le da casi como una segunda respiración. Con tanta experiencia entre manos, reconoce que, tanto en y fuera de Puerto Rico, los escritores deben restarle importancia a la validación, o mejor dicho al qué dirán, de la academia y los intelectuales. Aunque también percibe un movimiento positivo e impresionante gracias a las editoriales independientes, los distintos programas de escritura creativa y el Festival de la Palabra.

Pero sobre todo la escritora hizo hincapié en la falta de agentes literarios en el País. A través de este recurso es que se logra vender las publicaciones y los derechos de autor a distintos editoriales en diferentes idiomas. De hecho, así se dio la traducción al francés de “Sirena Selena”, por la representación de su agencia literaria en Nueva York llamada Ident Literary Agency.

Puerto Rico no es un país único en eso. Hay muchos otros países que no tienen agencia literaria y quizás por eso sus literaturas se mantienen trabajando en circuitos regionales solamente…Hace falta agencias literarias en la Isla y el respaldo gubernamental, como en otros países del mundo, para que esos libros salgan del País a través de Comercio y Exportación y con el respaldo del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP)”, aseguró la también autora de cuentos, crónicas y poemas.

Sobre el tema de escribir desde el Caribe sobre la negritud, enfatizó su importancia y la necesidad de que se aborde el tema con más constancia, seriedad y profundidad.

Respecto a la sensualidad narrativa que tanto la distingue, aseguró que es clave porque “mucha gente le tiene miedo a su cuerpo, a su sexualidad, al deseo y a la historia de esas ganas”. Y lo que muchos no saben es que “el cuerpo para la mujer tiene historia”.

¿La traducción no altera el “flow” del escrito?

Para la escritora, cuyos textos han sido traducidos en más de siete idiomas, la contestación es un rotundo no porque “una buena traducción tiene que fluir y para que fluya no puede ser literal”. El traductor debe tener espacio para traducir sentimientos, su “flow” y esas tonalidades del lenguaje que no siempre son transferible de una cultura otra.

“Lo que yo he leído de las traducciones de ‘Sirena Selena’, en inglés, italiano y ahora en francés, son buenas traducciones. El texto se siente traducido en un francés caribeño…Un escritor no puede pensar que puede mirar todas las traducciones que tiene publicada”, explicó la profesora.

A sus 51 años, con dos posgrados en la Universidad de Cornell, un premio de Letras de Oro y otro de Juan Rulfo, Santos Febres ha aprendido a rendirle pleitesía al dolor y al riesgo. Lo hace porque es fiel creyente de que “le da sustancia al escritor y al ser humano y por lo hermoso que puede ser ese momento cuando se logra sobrepasar el dolor”.

Y es que así nació “Sirena Selena”, bajo riesgo, con un lindo dolor en el alma y sin darse cuenta de que revolucionaría la literatura en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.

LLENA BLANCOS

1. Para construir país hace falta: “Felicidad… no… sueños.  Hace falta visión”.

2. Mis escritores favoritos son: “Este mes, la historia de Sadako Sasaki en ‘Las mil grullas’.

3. Un libro que todos deben de leer es: “El antepenúltimo párrafo de ‘El Reino de este mundo’ de Alejo Carpentier. El antepenúltimo párrafo de ‘La Amortajada’ de María Luisa Bombal.  La escena de la masturbación de Pedro Páramo. El último capítulo de la ‘Crónica de una muerte anunciada’. ‘La mancha humana’ de Philip Roth… Libros completos yo no sé”.

4. Estudiantes y la UPR: “Están haciendo lo correcto de la manera equivocada. Uno de los reclamos debió ser auditoría y exigir transparencia en la IUPI. No tan solo en el País. En la IUPI se puede. Hay que pelear por su transparencia en su unidad de trabajo. No puede ser que le cobren a los estudiantes la deuda. Eso no es justo y no es real”.

5. Para escribir hace falta: “Pasión”.

 

 

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x