The Family Dispensary

Para ÍNDICE / Wandaliz Vega

Dispensario de cannabis medicinal demanda al municipio de Bayamón

El ayuntamiento emitió una orden de paralización de uso y cierre

31 de marzo de 2017 06:56 am

Por: Katefrans Flores Sanabria | [email protected]

El dispensario de cannabis medicinal “The Family Dispensary” hizo ayer pública una demanda al municipio de Bayamón donde exigen dejar sin efecto una orden de “paralización de uso y cierre” emitida por el ayuntamiento el pasado 10 de marzo.

Según informó el abogado Godwin Aldarondo, “el municipio no tiene la facultad para cancelar un permiso. Legalmente el municipio solo puede evaluar, conceder o denegar el mismo, la cancelación es una facultad exclusiva del tribunal”, dijo.

La orden municipal se dio luego de que la representante María Milagros Charbonier se presentara al lugar para una vista ocular y señalara que el permiso de uso emitido al dispensario había sido expedido para la venta de artículos de primera necesidad y no para dispensar cannabis medicinal.

Aldarondo destacó que en la demanda sostienen que el concepto de “artículos de primera necesidad” incluye alimentos y medicamentos con o sin receta, según definido por el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) en el reglamento 6811 artículo 5. Este reglamento detalla como artículo de primera necesidad alimentos y todo medicamento o medicina con o sin receta.

El abogado también destacó que unos 400 pacientes registrados para el uso de cannabis podían verse afectados ante este cierre.

“Este es el primer caso que se radica ante un tribunal en Puerto Rico relacionado a la emergente industria del cannabis medicinal. El súbito cierre del único dispensario de cannabis medicinal en Bayamón está privando a más de 400 pacientes de tener acceso a sus medicamentos. Además, la mercancía corre el riesgo de sufrir daños”, indicó en un comunicado de prensa Emily Chaparro, gerente de “The Family Dispensary” y parte demandante.

“Confiamos que el tribunal resuelva nuestra petición conforme al derecho y deje sin efecto la orden sumaria del municipio de Bayamón, permitiéndonos servir a los pacientes del área que tanto lo necesitan”, añadió Chaparro.

Asimismo, Aldarondo subrayó que “en el municipio no existe criterio alguno para el negocio de cannabis, por eso se detalló que era un lugar para artículos de primera necesidad”.

“La orden fue caprichosa, súbdita y deliberada. La ley determina que es a través del tribunal que puede cancelarse un permiso”, sostuvo Aldarondo.

El alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, defendió su parte explicando que en la solicitud de permisos no se detalló que el negocio sería un dispensario.

“Se trata de un caso donde una persona solicita permiso para un negocio para vender al detal artículos de primera necesitad el cual se otorgó de inmediato bajo esos parámetros. En ningún momento en la solicitud se informó que se iba a establecer un dispensario de cannabis medicinal, al cual le aplicarían otros criterios. Este caso se referirá a los abogados del municipio como corresponde”, dijo por escrito.

Por el momento, los demandantes sostienen la solicitud al tribunal de dejar sin efecto la orden del municipio y restitución de daños por $300,000 ya que una gran parte de su inventario son medicamentos perecederos.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x