Sueño

Shutterstock

¿Tienes problemas conciliando el sueño?

Las consecuencias del insomnio van más allá de sentirse cansado al día siguiente

17 de marzo de 2017 09:41 am

Por: Dr. Edgardo Prieto Agostini para ÍNDICE

“Persona que no duerme se enferma y enfermo que no duerme, no se cura”.

El sueño es un elemento vital. Todos los seres vivientes tienen patrones de sueño que se han identificado con el desarrollo y supervivencia de cada especie animal y vegetal.

El tiempo promedio de sueño saludable se establece entre unas 6.5 a 7.5 horas entre 10:00 p.m. a 5:00 a.m. El insomnio no siempre es el resultado de un estilo de vida.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, se estima que entre el 10% y el 15% de los estadounidenses tienen insomnio severo o crónico.

El insomnio es una enfermedad que se define como la incapacidad para conciliar o mantener el sueño durante las horas del dormir, levantarse antes de lo esperado y/o no tener un sueño reparador. Esto debe ocurrir al menos tres veces a la semana por un periodo de tres meses o más.

Esto pudiera tener consecuencias al próximo día tales como:

Somnolencia

Alteración de sus reflejos

Alteración en sus niveles de atención y concentración

Irritabilidad o cambios drásticos en sus estados de ánimo

Enfermedades respiratorias como la apnea del sueño también interrumpe el dormir de un 5% de la población.

Enfermedades neurológicas como el síndrome de piernas inquietas también provoca que un 5% y 10% de la población estadounidense se despierte con frecuencia.

Las personas con este trastorno se despiertan después de mover sus extremidades inferiores para aliviar constantes sensaciones desagradables en las piernas y los pies.

El insomnio, en el curso de semanas, meses y años, tiene efectos perjudiciales en la calidad de vida y la salud. Por ejemplo, la falta de sueño aumenta la probabilidad de tener un accidente automovilístico. Quienes lo padecen se sienten a menudo apáticos, con disminución en sus niveles de atención y concentración.

Estudios relacionan la falta de sueño con obesidad, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, problemas cardiacos, trastornos psiquiátricos con un elevado por ciento del desarrollo de conductas suicidas y demencia.

El sueño es uno de los pilares de una vida sana. La magnitud de su efecto sobre la salud es probablemente similar a los efectos de la dieta y el ejercicio.

Investigaciones epidemiológicas han identificado un aumento del riesgo relativo de 30% para el infarto de miocardio o diabetes sintomática entre las personas que reportan insomnio. El aspecto hormonal juega un rol importantísimo en los problemas de insomnio en la mujer.

El síndrome premenstrual, el embarazo y la menopausia causan problemas de insomnio que ameritan ser tratados de forma inmediata.

Los pacientes de cáncer presentan problemas severos de insomnio, tanto por la condición de cáncer como los tratamientos a los cuales son sometidos. El 50% de las pacientes con cáncer de seno tienen insomnio.

A pesar de la creciente evidencia de la importancia del sueño para un buen estado de salud, son pocos los médicos que preguntan a sus pacientes sobre problemas del sueño y solo el 40% le informa a su médico sobre los problemas en su patrón de dormir.

La evaluación a tiempo de esta enfermedad puede ser el inicio de la prevención de enfermedades físicas que pudieran causar la muerte o un deterioro severo en su calidad de vida. Existen tratamientos altamente efectivos y seguros para poder tener un dormir saludable. Consulta a tu médico.

El autor es psiquiatra. Preside la Sociedad Puertorriqueña de Psiquiatría y del Sleep Disorders Educational Institute of Puerto Rico y es Director Médico del Programa de Hospitalización Parcial de San Juan Capestrano en Caguas. Tiene su oficina privada en Caguas.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x