Bad Bunny

Suministrada

Sin censura con el Conejo Malo

Conversamos con Bad Bunny sobre su repentino salto a la fama internacional, sus inicios en la música y su visión del trap cómo género

10 de marzo de 2017 08:55 am

Por: Némesis Mora Pérez | [email protected]

Si le hablas de salsa, ahí lo perdiste. De inmediato esos 23 años recién cumplidos -nació un día como hoy, 10 de marzo- parecen multiplicarse. Se le vuelve la voz más madura, segura y curiosa. Bad Bunny tiene apego idolátrico por Héctor Lavoe. Pero sobre todo por Frankie Ruiz. Entre sus favoritas del Tártaro está “La cura”, “Mi libertad” y “Bailando”. Seguido de tirar la tripleta de canciones, suelta una risa tímida, como cuando quieres decir más. Y lo hizo, se aseguró de agregar al repertorio musical a Ismael Rivera, Willie Colón e Ismael Miranda. Ellos son sus favoritos, al igual que Michael Jordan, el vestir bien y hacer música.

Para Benito Antonio Martínez Ocasio -su nombre de pila- Bad Bunny es el sinónimo del trap. Ese mismo género musical que no paran de escuchar algunos jóvenes, adultos, abogados, mecánicos, doctores, bartenders, periodistas, dentistas, artistas y terapistas. De hecho, cuando a Bad Bunny le dio un resfriado en la República Dominicana, el doctor que lo atendió le confesó que era su fan. Tanto así que lo fue a ver a su presentación esa misma noche y se desgalilló cantando “Soy peor”, “Pa’ ti”, “Tu no vive así”, “Me acostumbré” (…) Desde la tarima, el Conejo Malo se encargó de agradecerle por aliviarle la ronquera que tenía.

Lo más que le sorprende a Bad Bunny es que solo lleva seis meses en el mundo del trap y ya su agenda está llena de presentaciones hasta el próximo año. Hoy está en Connecticut. Mañana en Massachusetts. El domingo en Virginia. Luego partirá a Miami para grabar un vídeo musical y después visitará Los Ángeles. Todo el mes de abril estará por Europa. También tuvo presentaciones en Canadá, México, República Dominicana, Perú y Nueva York.

De todos estos países el mejor público, según cuenta, estuvo en Canadá. Todos se sabían las canciones y se pegaban como chicle a la tarima. Estando en México, un chico se le tiró encima descontroladamente mientras le gritaba: “te amo Bad Bunny, te amo”.

“Yo no esperaba esto. Sabía que iba a llegar pero no pensé que fuera tan rápido”, asegura Benito sentado en uno de los estudios de la casa disquera “Hear this music”. Al mando de “Hear this music” están Mambo Kingz y Dj Luian. Este último es el productor de Bad Bunny, también de Arcángel.

Sus días cambiaron de escenario muy rápido. Antes, Benito escribía sus canciones meciéndose en la hamaca que tenía en Vega Baja, donde residía junto a sus padres y sus dos hermanos (uno de 15 años y otro de 19). Ahora, a Bad Bunny le toca poner las letras en papel desde un avión, lejos de su novia, del monte y de su hamaca -a la que llama bebecita-.

Ampliar

Suministrada

“Mi hobbie siempre fue hacer música. Yo llegaba de la escuela y era a hacer ritmos en mi cuarto hasta que me acostaba a dormir. Iba a la fiesta de mi familia y mientas jugaban escondite yo le metía a la música”, confiesa Benito, quien estudió por un tiempo Comunicación Tele-Radial en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

En el trap Bad Bunny ve un escape, líricas libres, la realidad de la calle y lo que el público quiere escuchar. A estas alturas, donde este género es escuchado por un arsenal de personas con distintos gustos, profesiones y edades, el Conejo Malo no ve el trap como un nicho, lo ve como mainstream, en grande y de calidad.

Benito, quien está muy pendiente a cómo se ve, qué ropa lleva puesta y cuáles prendas escoge, se opone a la censura de líricas y se muestra a favor de hacer buen uso de la entonación en todas sus canciones. Para él, eso es lo que lo ha hecho crecer.

“Mi meta es que el trap se establezca y le den el espacio que se merece en los medios. Sin tener que ser tan censurado. Los norteamericanos hablan explícito en sus temas. También lo hacen los cantantes de trap y hip hop… Vamos a tener que cambiar nosotros como sociedad y cambiar el chip”, dice el Conejo Malo.

Con tantas presentaciones en diferentes países, tantas canciones suyas en boca de otros y tan poco tiempo de carrera, no hay duda de que Bad Bunny se está acostumbrando a “siempre ganar como el 23”.

Preguntas Ping-Pong

Reguetón - Puerto Rico

Trap - Bad Bunny

Perspectiva de género - Educación. No hay educación suficiente sobre el tema. Hace falta educación real.

Ley de transformación laboral - Me parece injusta.

Rap - Lírica

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x