Mexicanas se manifiestan en el Día Internacional de la Mujer

GDA / El Universal

Latinoamérica se hizo sentir en el Día Internacional de la Mujer

A lo largo y ancho de la región, las mujeres salieron a la calle a mostrar su indignación ante las injusticias que a estas alturas del siglo 21 se siguen cometiendo

09 de marzo de 2017 07:21 am

Por: The Associated Press

Miles de latinoamericanas se manifestaron ayer durante el Día Internacional de la Mujer contra la violencia y con la frustración de ver que, pese a su lucha, la desigualdad de género no ha mermado.

La jornada de protesta estuvo marcada por marchas y un paro femenino de actividades en distintos países.

En Argentina, el movimiento de mujeres que conforman el colectivo “Ni una menos” dio una nueva muestra de su poder de convocatoria al reunir a miles de personas en una marcha desde el Congreso hasta la histórica Plaza de Mayo, como cierre de una jornada de lucha que comenzó con un paro parcial de actividades a partir del mediodía y “ruidazos” en la vía pública.

Representantes de las dos principales centrales obreras encabezaron la columna de varias cuadras de extensión, compuesta por activistas a favor del aborto, militantes políticas y sociales, feministas y mujeres autoconvocadas, incluso acompañadas por sus hijos.

Argentina registró 290 feminicidios en 2016, la cifra más alta de los últimos tres años, según la asociación civil La Casa del Encuentro. En promedio se comete un feminicidio cada 30 horas.

Amnistía Internacional denunció que en el continente americano se registran al menos 12 feminicidios por día.

“Fueron pocos los avances de los Estados para atajar la violencia contra mujeres y niñas”, señaló la organización en un informe sobre la situación de las mujeres en 2016.

Por su parte, la Organización de los Estados Americanos (OEA) dio libertad a las funcionarias que deseen unirse a la huelga internacional de mujeres. El 56.8% del plantel de ese organismo es femenino.

Según la OEA, aunque en el continente se han logrado avances significativos en los últimos años “aún existen cifras inaceptables de feminicidios, de violencia doméstica, de discriminación y precariedad laboral”.

A su vez, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a los Estados a “reafirmar su compromiso con la igualdad de género”.

“En Estados Unidos, en promedio, a las mujeres afrodescendientes se les paga sólo 64 centavos y a las latinoamericanas sólo 54 centavos por cada dólar que gana un hombre” y “en Brasil mientras que las mujeres ganan un salario promedio de 430 dólares en comparación con 610 de los hombres, las mujeres afrodescendientes son las menos pagadas, con 315”, indicó la CIDH.

Al grito de “¡Ni una menos, vivas nos queremos!” decenas de mujeres se manifestaron en Caracas. Entre carteles en los que se leía “No más sangre de mujeres en sus puños” un grupo de manifestantes, algunas de ellas con los rostros cubiertos con máscaras de animales, realizaron una concentración frente a una de las sedes de la Fiscalía General para protestar por el tratamiento que dan las autoridades a las mujeres golpeadas.

A un lado de la estatal Maternidad Concepción Palacios, en el oeste de la capital venezolana, otro grupo de mujeres salió a protestar contra lo que califican de violencia obstétrica.

Desde Paraguay, la líder feminista Mirta Moragas dijo a periodistas que en su país las mujeres paran porque en enero y febrero de este año fueron asesinadas 14 de ellas. De acuerdo con datos policiales, entre 2011 a 2014 hubo 75 feminicidios en Paraguay y 79% de las víctimas murió a manos de sus novios, esposos o exparejas.

En tanto, en diversas ciudades ecuatorianas cientos de mujeres se movilizaron portando carteles en los que se leía “Los espacios son públicos, mi cuerpo no” y “Nací mujer, no quiero morir por serlo”.

En República Dominicana, diversas organizaciones civiles e instituciones públicas realizaron de forma separada manifestaciones para reclamar equidad de derechos y medidas para prevenir la violencia contra la mujer.

Por su parte, las salvadoreñas participaron en marchas que salieron de distintos puntos de San Salvador y culminaron frente a la Asamblea Legislativa para exigir que se despenalice el aborto. Las organizaciones feministas consideran que es de urgencia que se reforme el Código Penal, ya que hay registros de 1,440 casos de niñas que fueron obligadas a continuar con los embarazos, pese a que estos fueron resultado de abuso sexual.

En Bolivia, en cuatro ciudades se unieron a un paro parcial y también hicieron marchas en contra de la violencia, discriminación y feminicidios.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x