Ricardo Rosselló

Ramón "Tonito" Zayas / Para ÍNDICE

Una mirada al Plan Fiscal

Conoce como se verán afectados la UPR, la fuerza trabajadora y el sistema de salud ante el documento presentado a la Junta de Control Fiscal

02 de marzo de 2017 07:16 am

Por: Katefrans Flores Sanabria | [email protected]

“Lleno de proyecciones especulativas”, así catalogó Christian Arvelo, expresidente del Consejo General de Estudiantes de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPRRP), al Plan Fiscal presentado el martes por el Gobernador a la Junta de Control Fiscal.

Según el estudiante de Derecho, hay asuntos dentro del plan que no están claros.

Este medio redujo el Plan Fiscal a tres renglones que en los últimos días han sido tocados en la mayoría de los temas noticiosos: la educación superior pública, la fuerza laboral y el Sistema de Salud.

Educación Superior Pública

En el mensaje que ofreció el Gobernador, donde expuso un breve resumen de lo que presentaría en el Plan Fiscal, expresó que se le otorgarían entre $50 a $100 millones a la UPR por concepto de servicios al gobierno, en lo que se presume se trata de una referencia a la Orden Ejecutiva 2017-021. Esta orden ejecutiva establece como política pública acuerdos integrales ente el Gobierno y la Universidad. Sin embargo, dentro del Plan Fiscal solo se habla de la UPR como un componente de Gobierno.

Ante esto, Arvelo opinó que “si la orden ejecutiva (que propone añadirle fondos adicionales a la Universidad por concepto de servicios al gobierno) tiene efecto, ¿por qué se le restan los fondos? La administración de turno tiene que contestar el por qué los recortes son necesarios si le va a hacer llegar fondos a la Universidad. Hay bastante que aclarar sobre el asunto porque si tú le vas a dar fondos que buscan compensar los $300 millones pues la realidad es que no hay que hacer los cortes”, señaló.

“La universidad sí debe hacer sus ajustes porque hay unos gastos que se deben reevaluar a nivel estructural, gastos recurrentes, pero lo ideal sería que se tome ese dinero que se ahorra y lo inviertan en buscar maneras de cómo fortalecer la institución”, recomendó.

Por su parte aseguró que la preocupación mayor es buscar el por qué aún la Junta de Gobierno de la UPR tiene cinco vacantes, y también de dónde establecen que la cantidad a recortar en el presupuesto debe ser $300 millones.

Fuerza laboral

Según el Plan Fiscal de 134 páginas, se vislumbra la creación de 100,443 empleos a través de una serie de proyectos de desarrollo en obras de transportación, energía, infraestructura social, desperdicios sólidos, acueductos y alcantarillados y otras propuestas no especificadas.  A estas propuestas se le suma las posibilidades de empleo que el Gobierno pretende crear a través de la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral.

“Hay que hacer la matemática de cuántos empleos se van a perder y cuál es la creación de empleos neta que se espera. De qué vale ganar 100 mil empleos cuando al final pierdes 120 mil”, explicó Arvelo quien destacó que se está hablando de un decrecimiento en la economía donde seguramente se verán afectados los empleos.

“Aquí hay unos asuntos operacionales que no se han atendido. La Reforma Laboral explica que sí busca hacer un Puerto Rico más competitivo pero el problema que va a causar a corto plazo esta ley es que una vez los empleados vean sus ingresos reducidos va a haber menos gente consumiendo. A la vez que tu quitas dinero de la economía va a tener un efecto multiplicador a la hora de creación y retención de empleo”, acotó.

Sistema de salud

El Plan Fiscal establece que se le dará la oportunidad al paciente de escoger la aseguradora que más le convenga, pretendiendo así un ahorro de $250 millones que se separa y no se contempla  dentro los fondos federales que recibe la Isla.

“El problema más grande de la salud son las aseguradoras. El gobierno plantea que mientras haya más competencia entre proveedores de planes médicos va a tener un efecto de abaratamiento de costos y el consumidor va a tener mejores servicios en un costo más accesible. Pero el asunto va más allá y es que los planes médicos no le están pagando a los proveedores de servicio, a medida que tengas eso vas a tener menos doctores”, señaló Arvelo.

Según Arvelo, no se está muy claro de cómo el gobierno va a atender la situación de salud

“Suena bien pero había que evaluar mejor cómo se va a trabajar porque ellos están tratando de predecir cómo va a funcionar la industria privada”, sostuvo.

Asimismo, señaló que en cuanto a los fondos federales que van dirigidos a la salud y que no se incluyeron dentro del plan deben ser tomados con mucha atención ya que aún se desconoce que hará el presidente Donald Trump con el Obamacare.

“Todo lo que plantea el plan es cuestión de esperar para ver resultados porque aún solo se ven proyecciones especulativas”, puntualizó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x