Casa de Artistas en Puerta de Tierra

Vanessa Serra Díaz / Para ÍNDICE

De taller electromecánico a Casa de Artistas

En el residencial San Agustín en Puerta de Tierra se erige una residencia que se convertirá en el motor del arte comunitario

22 de febrero de 2017 08:44 am

Por: Zorian Chacón O'Farrill | [email protected]

En este lugar hay eco. No sé si es porque aún no hay gente o porque ha habido demasiada. Durante 50 años algún Tito, de los muchos que ha tenido Puerta de Tierra, mantuvo junto a su padre un taller electromecánico en el sótano de este edificio. Desde aquí, cualquiera pensaría que está dentro del casco histórico del Viejo San Juan. La diferencia es que desde este balcón no se desdibuja el horizonte del Atlántico, sino que te quedas frente a la realidad, no poco marginalizada, del residencial San Agustín. Tito nunca lo supo, pero hace un año su taller pasó a ser uno dedicado al arte.

En una calle que mucha gente evita y donde los pocos comercios que quedan son de personas de la zona, Jorge Fusaro Martínez emprendió el proyecto Casa de Artistas con la visión de darle exposición tanto a creativos locales como internacionales.

Recuerda, mientras habla, una experiencia personal dentro de una residencia artística en Estados Unidos que lo convenció de la importancia de crear lazos solidarios con la gente que comparte los mismos intereses. Aquella misma experiencia lo transporta a California donde estas iniciativas no se limitaban al arte, sino a todo espacio organizado, como residencias para mujeres en pro de la justicia social. Así se creaban nichos que ayudaban a esas comunidades a impulsar proyectos en conjunto.

Fusaro Martínez es fotógrafo y artista visual y emprendedor cultural y dueño de la galería Matadero en Santurce, y vivir en estos tiempos, probablemente, le obligue a reinventarse un par de veces más.

Ampliar

Vanessa Serra Díaz / Para ÍNDICE

Por eso, ve en el junte del poeta, del guionista, del arquitecto y del gestor cultural, entre otros creativos, una posibilidad para alcanzar proyectos interdisciplinarios que hablen de los experimentos con medios y formatos diferentes.

Casa de Artistas será el caldero donde se cocine esa propuesta artística y Puerta de Tierra, sin dudas, el fueguito que lo alimente. El barrio sabe de lo que aquí está comenzando y Fusaro Martínez se pasea desde el negocio de los Ayala hasta la cafetería de Bertito como un hijo adoptado.

Puerta de Tierra nunca ha estado alejado del arte. De eso hablan los muros, los Lorenzo Homar y los Raphy Leavitt de la vida. Además de que San Agustín es de muchos colores. Debajo de la más reciente capa de pintura verde guarda una amalgama de colores que va desde el terracota intenso hasta un crema suavecito que no le hace justicia a su historia.

En este edificio, que ahora suena al eco que producen las paredes blancas, convivirán boricuas con artistas extranjeros.

Ampliar

Vanessa Serra Díaz / Para ÍNDICE

Lo ideal para Fusaro Martínez sería que se logren convenios con otras residencias artísticas alrededor del mundo que permitan el intercambio de creativos con Puerto Rico.

Por el momento, seis de los ocho apartamentos están listos para ser habitados por mentes con propuestas claras o por aquellas que todavía están confundidas. Los dos restantes serán rentados por AirBnb, una modalidad que consiste en el alquiler de viviendas por periodos cortos a través de un portal web.

Lo que un día fue un patio interior en los tiempos de la colonia española, será una galería de arte en la que los residentes podrán exponer y que no solo estará abierta a los artistas de afuera, sino que se contempla la posibilidad de convertirse en un espacio de taller para los niños de Puerta de Tierra.

Ampliar

Vanessa Serra Díaz / Para ÍNDICE

Fusaro Martínez, además, desea darle oportunidad de exhibición a los estudiantes de artes plásticas y bellas artes.

El número 311 de la calle San Agustín es un condominio de tres pisos que estuvo vacío durante cuatro años después de que Tito murió.

Él nunca lo supo pero ahora es una casa azul. Azul intenso. Sus paredes blancas van a ser pronto personalizadas por los residentes. Fusaro Martínez sabe de Tito y de su taller electromecánico. Los pocos comerciantes que quedan cerca saben de Fusaro Martínez y de la Casa de Artistas. Puerta de Tierra sabe de arte.

*Para más información: www.casadeartistas.org

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x