Andrés Feddersen y Loretto Araya

Suministrada

El arte de hacer reír

Los chilenos Andrés Feddersen y Loretto Araya Rodríguez, a través de LAF Producciones, han encontrado su nicho como humoristas en las redes sociales

17 de febrero de 2017 08:17 am

Zorian Chacón O'Farrill | [email protected]

Ellos son chilenos y aunque es casi imposible que te los hayas topado por la calle, ya sus caras te parecen conocidas. En más de una ocasión te sorprendió reconocerte en algunas de sus historias. ¿La razón? Este par logra capturar la cotidianidad con unos lentes privilegiados y la transforma en imágenes que le sacan carcajadas a 11,000 puertorriqueños todas las semanas.

Loretto Araya Rodríguez y Andrés Feddersen, son los responsables de LAF Producciones, una serie de vídeos conceptuales que se comparten a través de las redes sociales.

Por ahí recordarás “Porno para vegetarianos” una apuesta que tuvo un respaldo inesperado y que generó que algunos se atrevieran a hacer sus propios vídeos. Eso tienen las apuestas, la capacidad de sorprender a quien se atreve a arriesgar y esta historia no es la excepción.

Ambos fueron estudiantes de literatura y guión. Las ganas por hacer series y películas los convenció de lo difícil que es entrar a los medios tradicionales cuando se traen ideas nuevas. La solución fue lanzarse a través de las mismas herramientas que, como muchos dicen, han condenado a los jóvenes a un mundo superficial: las redes sociales.

Hace tres años, con un poquito de ímpetu, las redes resultaron ser la plataforma de trabajo que sostiene a LAF Producciones y por qué no, un lugar para establecer lazos por toda Latinoamérica con la que se puede ir estudiando el terreno.

“Cuando tú vas a las redes sociales, lo pruebas con la gente. Luego te reúnes con el productor y es otra disposición. En el mundo de hoy hay que probar las cosas antes de ir a decirlas”, narra Andrés agarrado a la idea principal, que siempre ha sido escribir para cine, y añade que “el guionista es chiquitito comparado con el productor o con el director, pero cuando tienes dos guionistas que son capaces de levantar a un millón de personas con una historia, al final uno puede demostrar que las historias son importantes”.

De hecho, lo son. Tanto así que cuentan con casi 26 mil seguidores en Instagram y en Facebook van rozando el millón.

“Lo que cuesta entender es que cada plataforma tiene sus lenguajes específicos. Por ejemplo, en Facebook la gente ve contenido que es más mudo, que tiene que identificarse, que tiene que verse rápido y en Youtube los vídeos son más largos. En Instagram más cortos. Como uno viene de las cosas tradicionales donde la televisión tiene un “sketch” que dura cuatro minutos, adaptarse y entender eso es difícil”, dice Andrés, quien además acepta lo complicado que es sacar un vídeo nuevo todas las semanas sin importar la época del año.

“Queríamos probar un estilo distinto. Ver que no había una manera de hacer las cosas. En vez de lamentarnos, y decir “nadie quiere hacer lo que yo quiero hacer”, hagámoslo nosotros por nuestra propia cuenta y creémos nuestra propia oportunidad”, explica Andrés, con un acento que aunque no se parece al nuestro, recrea el discurso de muchos artistas del patio.

Lo que dice, no lo dice desde el vacío. Sabe bien lo que es ponerse en “modo sobrevivencia” después de haber renunciado a su plaza como profesor de literatura en la Universidad de Chile para poder dedicarle más tiempo al proyecto.

“En un minuto dijimos: si no nos dedicamos al 100% nunca vamos a crecer”, añade Loretto, y “era verdad, porque dedicándole tan poco tiempo nunca se te ocurren ideas y no puedes escribir tanto”. Ambos recuerdan ese primer año en el que no conseguían más de 17 likes por vídeo y que incluso, los llevó a parar las producciones por seis meses.

Los dos son guionistas, pero la necesidad de crear los llevó a descubrir otros talentos.

Loretto confiesa que siempre le gustó la actuación y aunque su pasión siempre fue la escritura, sus expresiones faciales le han sacado lágrimas de risa a más de uno.

Por su parte, Andrés, además de estrenarse como director, nos sorprende con su capacidad de mantenerse serio frente a Loretto en mitad de una escena.

“No estaba para nada planeado. Al principio era como “ya somos dos, hagámoslo los dos” y de repente Loretto sacó esa personalidad y que uno, cuando emprende sus propios proyectos, se da cuenta de que tiene talentos que nunca sabía que tenía”, comenta Andrés.

La tendencia a crear proyectos nuevos no solo habla de que hay jóvenes que no encajan en la silla de escritorio de una oficina en la que hace mucho frío, sino que demanda que los espacios de trabajo también se adapten al paso de las generaciones. Quizá por eso, Loretto aconseja a hacerse las siguientes preguntas: “¿qué siento que hago bien? ¿qué da sentido a mi vida?”

“A mí siempre me había gustado mucho escribir y estaba segura, junto con Andrés, que tenía que escribir algo y empezar a filmarlo. También me gustaba la idea de actuar, pero no sabía muy bien cómo”, habla Loretto de cómo fue formando el carácter que, eventualmente, dio espacio a la decisión de arriesgar.

El primer paso para emprender, comenta la chica de la sonrisa inconfundible, es partir con una idea que te apasione, pero que realmente te apasione, y después encontrar un “partner” que sea capaz de animarte cuando tengas ganas de claudicar.

“Si estás con una persona al lado, que tiene habilidades, que también quiere, y que está apasionada por lo mismo es mucho más fácil seguir” y ese es el tercer paso, dice Loretto, seguir “hasta el final, porque al principio no te va a ir bien y se demora harto tiempo. Nosotros estuvimos un año de nuestras vidas, entero, que no pasó nada, nada”, y continúa Andrés: “eso es lo difícil. Uno tiene que ser perseverante pero no testarudo porque siempre está esta cosa comercial de que tienes que vender algún vídeo para seguir adelante y entonces, uno se tiene que ir adaptando a las cosas. Perseverancia y flexibilidad”.

Cada semana, compartieron, hay un momento glorioso y otro no tanto. Así como estar “en alta mar y el bote sube y baja, sube y baja” que de eso los isleños sabemos mucho.

¿Qué será el éxito?

“Es realmente hacer algo que te dé sentido y que sientas que eres bueno en ello…y bueno, obvio, poder vivir de eso y no tener que estar hacienda otro trabajo aparte” - Loretto

“A nivel de contenido, siempre he pensado que, porque la gente dice “propiedad intelectual” no piratees mi vida y todo, pero nosotros cuando hicimos este formado de “Porno para…” la gente empezó a hacer sus propios vídeos y nos empezaron a enviar los vídeos. Tener una idea tan simple que cualquier persona la quiere replicar, eso es genial porque es como que te volvéis parte de la cultura popular y eso es una forma de éxito, tu idea es tan clara y tan divertida que la gente la reinterpreta a su manera” - Andrés

Publicar libros ha sido un sueño compartido y ese es el próximo paso de LAF Producciones. Convertirán su contenido en letras, en un espacio biográfico que recogerá anécdotas y relatos como el de “cómo emprender un proyecto”.

Dato curioso

Se conocieron cuando Loretto trabajaba en un teatro donde se hacía ópera. “No duré mucho en ese trabajo”, aclaró.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x